La reingeniería del comercio exterior colombiano

Pese a las circunstancias generadas por la pandemia, Colombia avanzó en su estrategia de aprovechamiento de acuerdos comerciales y mercados estratégicos. Y uno de los objetivos, es aumentar las exportaciones no minero energético, el tejido exportador y la diversificación de la oferta exportable.

Para ello el país puso en marcha varios instrumentos para impulsar las ventas de bienes que, a noviembre del año pasado, sumaban cerca de US$13.000 millones.

Uno de los objetivos inmediatos es incrementar las exportaciones 14%. Con esto en la mira, se puso en vigor la profundización del Acuerdo que se tiene con El Salvador, en el marco del TLC con el Triángulo Norte. Con este avance se abrieron más oportunidades para los medicamentos de uso humano y animal, pues ahora ingresan a ese mercado con cero aranceles.

La viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso Jiménez, explicó que El Salvador es un mercado al que se exportan cada año cerca de US$105 millones, de los cuales US$97,5 millones, es decir el 93%, son bienes no minero energéticos.

“Esta profundización le abre más posibilidades a esa clase de bienes. Se trata de un mercado que le compra al mundo en ese tipo de productos US$389 millones y Colombia apenas participó con el 4,1% de eso. Hay espacio para mucho más, así que la meta es que los empresarios aprovechen más este espacio”, dijo la Viceministra.

La diplomacia

La diplomacia sanitaria también hace parte del aprovechamiento de acuerdos comerciales. Se trata de un trabajo conjunto con ProColombia, la Cancillería, el ICA y el Invima, en el cual también participa el sector privado. Esta alianza ha permitido abrir las puertas de 12 mercados a nueve productos del sector agro como el aguacate hass, el limón Tahití, la piña, el pimentón, banano, carne bovina, mandarinas y naranjas.

“Este año, y con el liderazgo del ICA, seguiremos el trabajo que adelantamos desde el año pasado para el proceso de admisibilidad para otros 12 productos agropecuarios como la carne bovina, la porcina, la leche y sus derivados, las pasifloras, las pulpas de fruta y los arándanos, entre otros. Cada uno se abre espacio en distintos mercados. Trabajamos la admisibilidad en 15 mercados, entre ellos Qatar, Barhein, Marruecos, Corea del Sur, China y Canadá”, destacó la Viceministra.

Reino Unido

Otro logro en este frente, es el Acuerdo Comercial que se alcanzó con el Reino Unido, que si bien salió de la Unión Europea, Colombia avanzó y sacó adelante un tratado bajo las mismas premisas que se tenían en el marco del bloque. El tratado con el Reino Unido ya es Ley de la República y ahora está en revisión de la Corte.

A pesar de que aún falta ese paso, los dos países acordaron que hasta el momento de la puesta en marcha del nuevo Acuerdo bilateral, seguirán vigentes el cronograma de desgravación y demás derechos y obligaciones actuales. En ese orden de ideas, los trámites y operaciones de comercio exterior continuarán con los mismos requisitos y obligaciones vigentes a la fecha.

Por otro lado, también se puso en marcha el TLC con Israel, un país con apenas 9 millones de habitantes, pero con un Producto Interno Bruto per cápita cercano a los US$42.000.

“El alto poder adquisitivo de los israelíes y la complementariedad de las dos economías abre interesantes oportunidades para los empresarios colombianos. Los productos agrícolas y pecuarios tienen potencial para incursionar en el mercado israelí y son una de las apuestas exportadoras de nuestro país”, dijo la Viceministra.

Internacionalización

Para complementar las acciones, este año se continuará con programas como Fábricas de Internacionalización, instrumento bandera de acompañamiento para acelerar procesos de exportación e ingresar a nuevos mercados de manera sostenible, estructurada y competitiva.

Igualmente, con Calidad para Exportar, programa de acompañamiento para preparar, alistar y apoyar a las empresas en la obtención de certificaciones de calidad para mercados internacionales; y el fortalecimiento del comercio electrónico, entre otras herramientas.

Alianza del Pacífico

De acuerdo con Martín Ibarra, presidente de Araújo Ibarra Consultores Internacionales, son cinco los retos que debe enfrentar el país este año en comercio exterior. El primero sin duda es capitalizar la presidencia de la Alianza del Pacífico. El segundo es apoyar estrategias para ‘importar exportadores’ y de la mano de Procolombia “atraer anclas de inversión al país”, afirmó.

En tercer lugar, el experto propone impulsar las exportaciones agrícolas siguiendo el modelo peruano, mientras que en cuarto lugar está utilizar los nuevos mecanismos de comercio exterior relanzados como el Plan Vallejo express y la nueva reglamentación de Zonas Francas y nuevo régimen de Comercio electrónico transfronterizo.

“En quinto lugar está construir la visión regional sobre las nuevas oportunidades internacionales. El 2021 debería ser declarado como el año de las exportaciones del país, y ese debe ser nuestro propósito, pues debemos reconstruir nuestra canasta de productos”, dijo Ibarra.

A su vez, Javier Díaz Molina, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, ve con buenos ojos la nueva administración en EE.UU. para darle un nuevo impulso al Tratado de Libre Comercio.

Señaló que  “ojalá se pudiera retomar la agenda que se tenía con Obama para ver la posibilidad de consolidar origen con los países de la región que tienen TLC con los EE.UU. Hay que aprovechar la presidencia de la Alianza del Pacífico para profundizar el relacionamiento con Asia Pacífico y Colombia debe cerrar la negociación de acuerdo con Japón y apuntar a la diversificación de nuestra oferta exportable que se debe consolidar en el 2021”.

Para Díaz Molina, es esencial concretar las posibilidades de atraer empresas que se localicen en nuestro territorio para exportar desde acá.

Sectores

Según ProColombia, los sectores que serán ‘jalonadores’ de inversión externa son la construcción, que es un gran dinamizador de la actividad económica y del empleo en Colombia, el turismo y el agro que avanza con un crecimiento sostenido de sus exportaciones.

Precisamente para impulsar el comercio, el presidente Iván Duque anunció una visita de Estado para febrero a Corea del Sur, luego de asegurar que la relación de Colombia con ese país es “inquebrantable, sólida y con visión de futuro”.

“Esa cooperación que nos brinda Corea del Sur se valora, aún más cuando hace escasamente siete meses estábamos recibiendo las primeras ayudas internacionales con pruebas, con ventiladores y la transferencia de conocimiento para lo que después se consolidaría como la estrategia Prass (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible)”, señaló el mandatario.

Así mismo, destacó la cooperación militar, el Tratado de Libre Comercio que se revitaliza continuamente, la colaboración empresarial, científica y tecnológica que hay con Corea del Sur. 

Tomado de: El Nuevo Siglo