Los impulsores de la transformación en la cadena de suministro: Cambios y desafíos

Directora

Imétrica

Los cambios en el comportamiento del consumidor han traído nuevos desafíos para desarrollar y fortalecer una logística eficiente y productiva.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hoy podemos decir que las empresas han venido incorporando la tecnología y digitalización, la resiliencia y el manejo del riesgo, la logística de reversa en la última milla y la sostenibilidad como grandes impulsores en la transformación de las cadenas de suministro.

Tecnología y digitalización

Cerca del 64% de las empresas según la encuesta nacional de logística del 2018 no usan tecnología, esto evidencia la oportunidad en Colombia, de adopción de nuevas tecnologías, de incorporar la automatización y la transformación digital como grandes apalancadores de la eficiencia en la cadena de suministro de principio a fin. Esta visto que el uso de la tecnología y la digitalización de los procesos trae beneficios y permite la evolución en el proceso logístico mediante: la optimización de los flujos de trabajo, la mejora de la productividad de los trabajadores, aumento en la visibilidad de los activos/recursos, la capacidad para tomar decisiones en tiempo real, generación de información para la analítica de datos mediante el uso de la inteligencia artificial.

Todos tenemos el desafío de adaptarnos a una economía en rápida evolución, esto nos reta como empresas a estar dispuestos a generar un cambio constante en relación con la incorporación de la tecnología, para lo cual debemos estar revisando con mayor detalle, cuál es la tecnología más apropiada para cada proceso y para cada sector, adicionalmente trabajar en paralelo en alinear tres elementos claves que permitan llevar con éxito su implementación como lo son procesos, personas y sistemas.

Imagen de Bruce Emmerling en Pixabay

Resiliencia y manejo del riesgo

Ser resilientes ha sido uno de los grandes desafíos en las cadenas de suministro, hemos visto la amplia capacidad de las empresas en asimilar cambios muy rápidos generan-do impactos directos en su competitividad y productividad .Una adecuada planeación de la cadena de suministro permitirá a las empresas sortear situaciones difíciles y no previstas que generan un alto riesgo. Algunas de las empresas vienen incorporando en su proceso de planeación el desarrollo de un plan de contingencia que le permita a la empresa contar con diferentes alternativas o escenarios que den solución y que permitan mitigar el riesgo sin que generen drásticamente los procesos de producción y la entrega de pedidos.

La reconfiguración de las cadenas de suministro ha sido uno de los elementos que vienen incorporando las empresas dentro de la definición de la estrategia logística desde hace algunos años atrás, sin embargo, con los cambios generados desde el año anterior se le ha dado importancia en su análisis y discusión. Esto ha generado grandes replanteamientos en las empresas, tanto así que se ha cuestionado si la ubicación actual es la correcta y se definen nuevas alternativas que permitan evidenciar el mejor lugar para localizar sus fábricas, sus centros de distribución, entre otros nodos de la cadena de suministro buscando generar eficiencias, ahorros en tiempos y diversificación del riesgo. Colombia es visto como un país con gran potencial de nearshoring por su amplia red y profundización de los tratados de libre comercio, costos competitivos de producción y de exportación, las ventajas logísticas como menores tiempos de tránsito desde Colombia hacia puertos de la región, costos competitivos en mano de obra calificada y clústeres tecnológicos.

Hoy en día las empresas deberán evaluar que tan competitivos y resilientes son al final de cada operación, para ello es importante desarrollar los siguientes pilares: liderazgo de las compañías, el desarrollo y fortalecimiento del equipo de trabajo, la flexibilidad de los procesos y la adaptabilidad de los productos frente a situaciones adversas.

Imagen de Shutterbug75 en Pixabay

Logística de reversa en la última milla

La logística de reversa ha venido cobrando protagonismo con el desarrollo del e-commerce, sin embrago es un proceso que desde la logística se viene desarrollando y monitoreando desde hace años atrás, esto implica gestionar de manera eficiente los recursos y los procesos de recogida del producto para ser incorporado en la cadena de suministro, reubicarlo, reciclarlo o destruirlo de acuerdo con las condiciones del sector, políticas establecidas por las empresas y manejo del producto.

Como logísticos, tenemos un desafío importante en la logística de reversa en la última milla hay que trabajar en la economía de maximización de los recursos y de la reducción del desperdicio, debe ser un modelo económico, sostenible con el medio ambiente y escalable en el tiempo. Adicionalmente, la incorporación de la tecnología es vital para logística de reversa contar con una visibilidad en tiempo real, permitirá tener una trazabilidad completa de inicio a fin entre los diferentes actores dando un marco amplio de gestión garantizando la satisfacción plena del cliente que pertenezcan en los segmentos B2B o B2C.

Imagen de Analogicus en Pixabay

Sostenibilidad

Colombia es un país altamente urbanizado y el crecimiento sostenido ha aumentado la capacidad de consumo en los grandes centros urbanos, lo cual ha puesto en mayor presión a las cadenas de suministro urbanas en la actualidad. Sin embargo, nos encontramos con una realidad que ha puesto en evidencia el rezago de la infraestructura de las ciudades, el aumento de la demanda en la logística pos-pandemia en canales como domicilios, e-commerce, venta directa entre otros lo que ha ocasionado una mayor complejidad logística de entrega, contrastes socioeconómicos y grupos poblacionales vulnerables no aptas para acceder a servicios y mercado y una política de la gestión de carga incipiente y poco visible. Lo anterior implica un trabajo colaborativo entre lo público y privado para desarrollar acciones e iniciativas que permitan integran la planeación de ciudad con la planeación logística de las cadenas de suministro.

Desde el lado empresarial, el desafío es enorme, además de gestionar diariamente la logística se hace relevante incorporar elementos diferenciadores de sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de suministro, en la gestión de almacenamiento, distribución y transporte en la primera y última milla, así como en la gestión con proveedores. Hay que dar un paso adelante y pensar en paralelo en la operación del día a día incorporando la colaboración como apalancador de la sostenibilidad y la eficiencia en la cadena de suministro.

Los invitamos a visitar nuestra revista digital de comercio exterior Exponotas en su edición No. 64.