Colombia y la Unión Europea, hacia un comercio más diversificado y ecológico

Jefe de la sección comercial

UE en Colombia

La UE cree que nuestro Acuerdo Comercial con Colombia ha aportado beneficios significativos para ambas partes, facilitando el comercio sostenible y abierto, y que puede seguir jugando este papel en la reactivación del comercio y por tanto de la economía.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La UE es el primer proveedor de Inversión Extranjera Directa en Colombia, demostrando que es un destino atractivo para la inversión. Además, desde la firma del acuerdo las exportaciones desde Colombia a la UE se han diversificado. Hemos constatado un aumento muy significativo de las exportaciones de productos agrarios, que representaban un 18% de la canasta exportadora de Colombia a la UE en el 2012 y representan ahora un 46%.  

Esta diversificación es importante para la reactivación económica ya que contribuye a la generación de oportunidades en zonas del país donde es necesario romper las brechas de desigualdad y crear oportunidades de empleo. La relevancia de esta diversificación ha quedado clara durante la crisis del Covid, donde hemos podido observar que este tipo de exportaciones han continuado creciendo.  

Nuestra relación comercial también sirve como catalizador para la implementación de nuestras respectivas estrategias de crecimiento. Por ejemplo, el Pacto Verde, que es la estrategia de crecimiento y desarrollo sostenible de la UE. A través de esta estrategia la UE se dotará de una economía sostenible, aplicando un enfoque holístico en el que todas las políticas y acciones contribuyan a este objetivo. Entre esas políticas es de especial relevancia la estrategia “De la granja a la mesa”, cuyo objetivo principal es transformar el sistema alimentario de la UE para hacerlo más sostenible.  

Fuente: Unsplash

Esta estrategia conllevará ajustes en la producción de los productos comercializados en la UE. Ello, sin duda, será un reto para los agricultores de la UE y también para los exportadores colombianos de productos agrícolas a la UE.

Al mismo tiempo, se abrirán nuevos mercados para aquellos que sepan aprovechar esta oportunidad y evolucionen hacia un modelo de agricultura más ecológica. En esto Colombia y la UE tienen que trabajar conjuntamente para asegurar que el sector agrario colombiano siga beneficiándose del acuerdo, aumentando su capacidad de exportación, creando riqueza y empleo en las zonas que más lo necesitan en estos momentos en el que la reactivación es tan necesaria.  

Más allá del acuerdo, la UE tiene un compromiso claro con Colombia para acompañar las reformas estructurales y regulatorias que fomenten un clima de negocios más favorable y un aumento de la competitividad y, en definitiva, apoyen la recuperación económica. 

En particular, la UE acompaña a Colombia en sus esfuerzos por racionalizar, hacer más transparente y competitivo el sistema de compras públicas, fortalecer el cumplimiento de normas internacionales de sanidad y seguridad alimentaria, y mejorar los procesos de importación y exportación de productos, reduciendo los tiempos de gestión de las operaciones. Todo ello con el objetivo de fomentar el desarrollo económico y así también facilitar que las empresas colombianas se beneficien de las oportunidades que el acuerdo ofrece.  

Tomado de Exponotas 63