Pactos por el crecimiento y la generación de empleo

Autor: Javier Díaz Molina

Presidente Ejecutivo

Analdex

Para dinamizar la generación de empleo formal en el sector de comercio exterior, se requiere implementar medidas regulatorias que permitan promover la inversión y reducir los costos para los empresarios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La Asociación participó en la construcción de los pactos por el crecimiento liderados por la Vicepresidencia de la República. Recientemente, representamos los intereses de los empresarios del sector del comercio exterior y la logística del país en la actualización de los pactos de cara a las principales dificultades derivadas de la pandemia, el plan de crecimiento de los próximos dos años y las oportunidades de mejora al 2030.

A continuación presentamos las propuestas de Analdex para promover la internacionalización del país.

Expedición del decreto modificatorio del Decreto 1165 de 2019

Una de las variables que restan competitividad de los productos colombianos en el exterior, son las operaciones de importación y exportación. Los trámites engorrosos, la limitación en los procesos de control y los trámites físicos, hacen que los tiempos y los costos de importación y exportación sean elevados frente a los países de la región.

Para lograr una efectiva internacionalización de la economía, se requiere facilitar las operaciones a través de la expedición del decreto modificatorio, que permita la digitalización de los trámites, fortalecer los mecanismos de control y simplificar la normatividad. Especial preocupación existe con el régimen sancionatorio porque es injusto, inequitativo y no brinda seguridad jurídica a los empresarios.

Facilitar las operaciones de comercio exterior

Se requiere mantener algunas de las medidas aduaneras y de comercio exterior adoptadas durante la emergencia sanitaria, como son: la presentación de documentos digitalizados y propender por las inspecciones documentales.

La pandemia obligó a la mayoría de las entidades públicas a acelerar los procesos de digitalización. El comercio exterior no fue una excepción por lo que encontramos a los puertos con procesos, en el mayor de los casos, 100% virtuales, así como algunas medidas por parte de la autoridad aduanera que tenían la misma finalidad. Sin embargo, se está presentando que la aduana, una vez levantada algunas restricciones, ha vuelto a incorporar prácticas anteriores al aislamiento, cuando se deberían preservar para facilitar las operaciones comerciales.

En la medida que se sistematizan operaciones se deberían levantar restricciones y prohibiciones al comercio como por ejemplo en materia de tránsitos aduaneros ahora que se cuenta con una herramienta electrónica y que existen los dispositivos electrónicos de seguridad.

Prorrogar los UAP y ALTEX hasta diciembre 31 de este año

Se requiere modificar el Decreto 1165 de 2019 o el 436 de 2020 de tal forma que se mantengan las figuras por un término mayor y permitan a las empresas migrar a OEA o usuarios aptos.

Esto, teniendo en cuenta que, desde la expedición del decreto 390 de 2016 los importadores y exportadores han estado en la expectativa de calificarse como usuarios de confianza para preservar los beneficios. Sin embargo, con la expedición del Decreto 1165 de 2019 desaparece esta figura. Con la Resolución 46 del mismo año incorporaron un nuevo actor denominado “usuario de bajo riesgo” pero que a la fecha no se ha puesto en marcha.

Esto ha provocado inseguridad jurídica para los empresarios e incluso han puesto en riesgo beneficios que reportaban ahorros importantes, como el pago consolidado y el levante automático.

Implementar un sistema interoperable de información por parte de los entes de control

Se requiere de un sistema de interoperabilidad entre la Ventanilla Única de
Comercio Exterior (VUCE) y el sistema de información de la DIAN (MUISCA) de tal manera que la DIAN, ICA, INVIMA, Policía Antinarcóticos puedan ejercer mejor su labor de control al comercio exterior. Este desarrollo permitiría facilitar las operaciones de control por parte de las entidades e intercambiar información.

Desarrollar un Sistema de Perfilamiento de Riesgo Integrado

Esta medida permitirá enriquecer los perfiles de riesgo en aras de mitigar los riesgos de contrabando, narcóticos, seguridad nacional, ambientales, sanitarios, de falsedad marcaria y de la defensa a la salud. Al respecto, a las entidades de control les permitiría determinar el tipo de mercancías que deban ser objeto de control conjunto para así garantizar las acciones articuladas en los diferentes procesos de control de comercio exterior.

Lo anterior permitiría reducir los tiempos en los procesos de inspección física y mejoraría los niveles de selectividad en los procesos de control por cada una de las entidades.

Promocionar el uso de Operadores Económicos Autorizados OEA

El Gobierno nacional de la mano con el sector privado debería promocionar el mecanismo de Operador Económico Autorizado, con el fin de facilitar las operaciones de importación y exportación y mejorar la seguridad en la cadena logística.

Se trata de un mecanismo que permite a los exportadores agilizar los tiempos de trámites y autorizaciones si cumplen ciertas condiciones en relación con su cadena logística. Se debe hacer reingeniería al modelo de gestión del riego en la DIAN, incluyendo la figura del OEA para que el acceso sea más simple y el trámite sencillo.

Así mismo, armonizar y facilitar los requisitos para acceder al programa OEA con estándares internacionales por parte de las entidades de control de comercio exterior, con el fin de masificar el instrumento y aumentar los niveles de control.

Fortalecer la sistematización y modernización de las diferentes aduanas del país

Se requiere fortalecer la sistematización y modernización de las diferentes aduanas del país, de tal forma que las operaciones aduaneras se registren en línea y se facilite su administración, de cara a la multiplicidad de condiciones de acceso que tienen los productos importados según su origen con la suscripción y entrada en vigor de los diversos TLC que tiene hoy en día el país.

Esta medida permitiría reducir los costos y tiempos en las operaciones de comercio exterior, reduciendo la discrecionalidad de los funcionarios y garantizando una trazabilidad en las operaciones de comercio exterior.

Focalizar las acciones estratégicas por parte del ICA y el INVIMA en facilitación del comercio

Focalizar las acciones estratégicas por parte del ICA y el INVIMA en establecer el cumplimiento de objetivos en el corto plazo que permitan dar pleno aprovechamiento a los tratados de libre comercio existentes y focalizar la diplomacia sanitaria que permita aprovechar nuevos mercados.

Estas medidas permitirían facilitar el acceso a mercados internacionales, aprovechar los acuerdos comerciales suscritos por Colombia y diversificar la canasta exportadora del país, logrando que el comercio exterior sea uno de los elementos catalizadores de la reactivación económica.

Fortalecer el Sistema Nacional de la Calidad

Esta acción se recomienda con el objetivo de garantizar mejores condiciones de acceso a los mercados internacionales y estándares más adecuados en las importaciones.

El país debe ajustar sus herramientas de control y regulación de productos a modelos internacionales, separándose del modelo de regulaciones técnicas que limitan la innovación. Lo anterior deberá ser acompañado de reformas institucionales de las autoridades de control que aseguren su competencia técnica.

Para dinamizar la generación de empleo formal en el sector de comercio exterior, se requiere implementar medidas regulatorias que permitan promover la inversión y reducir los costos para los empresarios. A continuación, se proponen dos acciones estratégicas:

Actualizar y simplificar la normatividad de zonas francas incluyendo el trámite de solicitudes de prórroga

Se requiere modificar el marco regulatorio vigente de zonas francas, apuntándole a las siguientes estrategias: Interoperabilidad en las operaciones, articulación institucionalidad (existe un doble control con la DIAN, a través de conceptos que han dificultado la operación del mecanismo), articulación con otros instrumentos de promoción de inversiones como plan vallejo, desarrollar procesos de control con plataformas electrónicas, promoción del comercio de servicios y del comercio electrónico (autorización para mercancías de menos de 200 dólares pensar en aumentarlo a 800), Control a través de herramientas electrónicas, OEA como instrumento de control de ZF. Así mismo, se requiere enfocar la vocación de una zona franca en la promoción de inversión y generación de empleo, no en exportaciones.

El régimen de zonas francas en Colombia es considerado a nivel regional como un caso de éxito y ejemplo replicable por diferentes países en la estrategia de promoción de inversión y generación de empleo. Sin embargo, los procedimientos engorrosos y los trámites físicos han generado que el esquema haya perdido competitividad a nivel internacional y se limiten sus impactos. Al actualizar el instrumento permitiría atraer mayor inversión extranjera en sectores estratégicos para la reactivación económica como industria manufacturera, servicios, entre otros. Así mismo, se convertiría en un de los mecanismos para la generación de empleo formal en el país.

Reducir costos para los empresarios

Se requiere modificar los montos de las garantías exigidas para los usuarios aptos o de confianza. El cálculo sobre las exportaciones debería ser igual al del ALTEX establecido en el Decreto 2685 de 2020. El nuevo porcentaje para calcular el monto de la garantía exigido a usuarios de aptos o de confianza incremento la prima entre un 50% y un 800%, en el peor de los casos. Por este motivo, los costos para los actores considerados de confianza tuvieron un incremento considerable, encareciendo la operación.

Se presentan algunas propuestas que permitirían dinamizar la reactivación económica desde el punto de vista de logística, transporte y comercio exterior:

Política de Comercio Electrónico

Se recomienda expedir la política de comercio electrónico que incluya un componente de comercio electrónico transfronterizo que permita solucionar los cuellos de botella asociados a logística, zonas francas, política cambiaria y armonización de normatividad internacional, DeMinimis, auto certificación de origen, marketplace, devoluciones, impuestos, protección al consumidor y política de la competencia, entre otras estrategias.

El comercio electrónico es considerado como una alternativa clara para la reactivación económica en tiempos de pandemia y distanciamiento social. Promoverlo permitiría a empresas medianas y pequeñas acceder a mercados internacionales de una manera más eficiente y competitiva a través de mecanismos digitales, con operadores logísticos eficientes, logrando promover la generación de empleo y la diversificación de las exportaciones.

Eliminar la carga de subsidios a la tarifa de energía eléctrica para los sectores de comercio e industria

Establecer la normatividad que permita eliminar la carga de subsidios a la tarifa de energía eléctrica a los sectores de comercio e industria. Al eliminar esta carga de subsidios permitiría reducir los costos de operación logrando recuperar y fortalecer el tejido empresarial colombiano, mantener y generar mayor empleo y aumentar la competitividad de los empresarios tanto a nivel local como en mercados internacionales.

Reactivar el corredor férreo del Pacífico

Se recomienda avanzar con los estudios fase tres y posteriormente la reconstrucción del corredor del Pacífico que conecta el puerto de Buenaventura con La Tebaida (Quindío) y Pereira (Risaralda). Con la rehabilitación de este corredor se lograrían reducir los costos de transporte y generar oferta laboral en las áreas de influencia.

Implementar los proyectos de Colombia Rural (vías terciarias)

Se recomienda al Gobierno ampliar el programa de Colombia Rural permitiendo desarrollar los estudios fase tres y posteriormente la rehabilitación de los corredores identificados. La rehabilitación de las vías terciarias del país permitiría mejorar la conectividad del campo colombiano y generar empleo directo e indirecto en la mayoría de las regiones del país.