Sálvese quien pueda

Director de Asuntos Legales

Analdex

Las cosas no han cambiado mucho desde inicio de año. Se mantienen los rechazos y los precios en las nubes con incrementos en el valor de la prima por encima de un 1500% en relación con la misma póliza antes de diciembre de 2020.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Al paro nacional y la pandemia se suma un tercer problema para los empresarios, se trata de la renovación de las garantías aduaneras. Después de más de seis meses del origen de la disputa entre las aseguradoras y la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), con ocasión a un concepto unificado, todavía no llega la anhelada solución. Mientras tanto, las consecuencias las sufren los usuarios aduaneros.

Cada vez es más común escuchar las quejas de los agentes de carga, agencias de aduanas, zonas francas, entre otros, sobre los altos costos para renovar las pólizas o simplemente la negativa para expedirla. Situación que se agrava con el transcurrir de los días, pues en caso de vencimiento de la garantía operaría la cancelación del registro aduanero. No han sido pocas las empresas las que se han visto afectadas por esta circunstancia, sin contar a los usuarios aduaneros permanentes, altamente exportadores o de tramité simplificado que no lograron radicar a tiempo para mantener sus tratamientos especiales. Incluso, de obtener la respuesta afirmativa por parte de la aseguradora, los usuarios deben someterse a los altos costos en medio de la reactivación económica, lo que impacta la competitividad de la industria.

Una luz en el camino

A finales de mayo se anunció que la operación se restablecería en las siguientes semanas. Todo esto, por el pronunciamiento de la Unidad de Regulación Financiera que, a través de un oficio indicó que “la póliza por afectar es aquella que, durante la vigencia del contrato de seguro, asegura el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la operación aduanera”. De esta forma, las aseguradoras y la autoridad aduanera habían encontrado un punto medio satisfactorio. Sin embargo, las cosas no han cambiado mucho desde entonces y se mantienen los rechazos y los precios en las nubes con incrementos en el valor de la prima por encima de un 1500% en relación con la misma póliza antes de diciembre de 2020.

Al mismo tiempo, la DIAN se encuentra reglamentando los otros tipos de garantías como alternativa a la emitida por las aseguradoras. Sin embargo, algunos expertos en la materia se siguen preguntando sí sería demasiado tarde para algunas compañías o incluso sí los nuevos actores podrán atender rápidamente la demanda de expedición de garantías. Pese a los esfuerzos de la aduana, el trámite de producción normativa no se ajusta a los tiempos necesarios por el sector privado. Desde la expedición del decreto y la publicación del proyecto ha resolución ha pasado casi un mes completo.

¿Son necesarias las pólizas?

Ante este panorama, vuelve a abrirse la discusión sobre la naturaleza de las garantías en la legislación aduanera. Por mucho tiempo se ha escuchado en los escenarios académicos que el porcentaje de siniestralidad y afectación de las pólizas es bajo, entonces ¿no es momento de hacer reformas? Lo primero sería determinar un monto que corresponda con el riesgo de la operación teniendo en cuenta factores como: el patrimonio y los antecedentes del usuario. También debería considerar las reducciones por el buen desempeño en sus operaciones, sin que el beneficio sea afectado por las sanciones allanadas. Y por supuesto, abrir todas las posibilidades que el mercado permita para garantizar el cumplimiento de las obligaciones aduaneras.

Mientras todo esto ocurre, el sector público debe tomar medidas transitorias para evitar la cancelación de las empresas. En caso contrario, el impacto en la economía y en el sector del comercio exterior será irreversible.

Nota del autor: previo a la publicación de este artículo, la autoridad aduanera expidió la resolución de los otros tipos de garantías aduaneras. La norma además incluye la fianza como medio para garantizar el cumplimiento de las obligaciones aduaneras y estableció los términos para las declaraciones anticipadas en modo terrestre. También agrega en las consideraciones el concepto de la URF para que sea vinculante por parte de los funcionarios públicos. Todos los detalles de la norma, el análisis, sus efectos y la respuesta la pregunta ¿La resolución resuelve el conflicto entre la DIAN y las aseguradoras? los encontrará en nuestro 👉🏼 Blog de Comercio Exterior y Logística bajo la entrada: 👉🏼 un nuevo episodio en las garantías aduaneras.

Tomado de la Revista Exponotas edición 64