Memorias del ComexTalks: Oportunidades y realidades de reactivación de Colombia mediante la exportación de agroalimentos

Asistente Asuntos Legales

Analdex

En esta segunda edición de ComexTalks, se abordó un tema de gran relevancia para el sector agroindustrial en Colombia, con respecto a las oportunidades que tienen las exportaciones de productos agroindustriales en los mercados internacionales dentro del marco de la reactivación económica mundial.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

En esta segunda edición de ComexTalks, realizada el 24 de marzo de 2021, se abordó un tema de gran relevancia para el sector agroindustrial en Colombia. Se trata de las oportunidades y posibilidades que tienen las exportaciones de productos agroindustriales en los mercados internacionales dentro del marco de la reactivación económica mundial.

Financiamiento y exportación – Un nuevo vehículo para la reactivación económica 

En el primer panel de este ComexTalks, se contó con la participación de Francisco José Mejía, presidente del Banco Agrario de Colombia. Quien explicó ampliamente cómo se puede fomentar la cultura agroexportadora en el país. Mejía expone que, durante el año 2020, mientras muchos sectores económicos del país decrecían a causa de la pandemia. El sector agropecuario mostraba cifras positivas, con un crecimiento significativo del 2.8%.  

Históricamente, la canasta agroexportadora se ha venido diversificando desde el año 1991, donde las exportaciones de café, banano y flores equivalían aproximadamente al 90% del total de las exportaciones. A lo largo de los años, los acuerdos y tratados han ayudado a aprovechar mercados ampliados y a generar nuevas oportunidades de negocio para acceder a mercados internacionales. Aunque el café, el banano y las flores han seguido creciendo y en la actualidad representan un 70% de las exportaciones, ahora la diversificación y ampliación de la canasta agroexportadora ha permitido aprovechar consumidores en otros países. Lo cual ha beneficiado las exportaciones colombianas de productos agropecuarios, las cuales equivalen al 2.27% del PIB, un poco más que el promedio mundial. Aunque también se señala, que este porcentaje comparado con el de países como Perú, que exporta el 4.77% como porcentaje de su PIB. 

Los países desarrollados también juegan un papel importante en el comercio agroindustrial a nivel mundial, pues en Holanda el 12.13% de su PIB representan exportaciones agrícolas y en Dinamarca este porcentaje es del 6.63%. Estos países se presentan como ejemplo, para observar todo el espacio que tiene Colombia para crecer y sus potencialidades a nivel agroindustrial. Pues se tiene en cuenta que la diversificación de la canasta agroexportadora permite alcanzar niveles más altos a nivel regional. 

A partir de dicha diversificación, han nacido clústeres importantes como los del aguacate Hass. Lo que hace referencia a lo determinantes que son las cadenas de suministro sólidas que permitan estandarizar y garantizar la calidad de los productos. Para continuar creciendo, el sector del emprendimiento rural requiere de más inversión con el objetivo de mejorar los diversos ecosistemas productivos. Por ejemplo, un caso de éxito es el del aceite de palma, debido a que ha permitido que los pequeños productores puedan beneficiarse de las grandes empresas y sus infraestructuras productivas. 

Pero para garantizar el acceso a otros mercados, se debe garantizar la calidad uniforme y la diferenciación con denominación de origen para apartar los productos agrícolas de los commodities. El gobierno ha planteado iniciativas importantes, como lo es el Plan Vallejo exprés, que ha permitido a las pequeñas y medianas empresas incursionar en el mercado internacional proporcionando diversas ventajas y beneficios a los empresarios. Además, el Banco Agrario de Colombia, ha brindado gran apoyo al sector y a las exportaciones proporcionando a los usuarios diversas líneas de financiación, créditos, subsidios y demás para que puedan realizar sus operaciones de internacionalización. 

Política pública y estrategias para la competitividad de la agroindustria colombiana 

Durante el segundo panel del evento, se cuenta con la participación de Fernando Henao Velasco, director de desarrollo rural sostenible del Departamento Nacional de Planeación (DNP). En esta parte del foro se habla sobre las oportunidades y realidades de reactivación que tiene Colombia mediante las exportaciones de agroalimentos. Henao explica el panorama de las empresas del sector agropecuario, las apuestas del gobierno nacional y su visión frente a las oportunidades para el sector en los mercados internacionales. 

En primera instancia, se expone el desempeño agroexportador de Colombia en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19. En este punto se señala que el comportamiento de las exportaciones agrícolas en el marco de la pandemia brilló. Demostrando todo el potencial que tiene el sector y el factor de la diversificación el cual cumplió con las metas establecidas. Pues los productos no tradicionales que más crecieron en 2020 fueron: bovinos en pie, azúcar, tilapia, lima limón, gulupa, entre otros. 

Por otro lado, se presentan los factores determinantes del desempeño agroexportador. Como lo son la productividad, la planificación y organización de la producción, la asociatividad, gestión de riesgos sanitarios y fitosanitarios, recursos e instrumentos financieros y la logística para la exportación de productos agropecuarios. 

El campo como jalonador del aparato exportador 

Para cerrar la jornada, se realiza un tercer espacio en donde se cuenta con el apoyo de Álvaro Forero Martínez, director de proyectos especiales de Analdex quien se desempeña como moderador en esta última parte del evento. Los invitados especiales son tres empresarios importantes: María Del Pilar Gómez, gerente de Mariana Cocoa Export, Pedro Aguilar, gerente general de Westfalia Fruit y Alejandro Ángel, gerente general de Caribbean Exotics. El panel se plantea con el objetivo de conocer de primera mano esa experiencia empresarial que han tenido cada uno de estos empresarios con uno de los renglones más importantes de la producción nacional, como lo es la agricultura con fines exportadores. La dinámica, se realiza por medio de diferentes preguntas orientadoras que le permiten a cada uno de los empresarios expresar sus experiencias, aprendizajes y dificultades en el desarrollo de las operaciones de cada una de las empresas dentro de sus diferentes sectores. 

Finalmente, se comprende que la respuesta del sector agroexportador a la emergencia sanitaria ha sido favorable, evidenciando su capacidad de adaptación para atender tanto al mercado interno como externo. Colombia supo aprovechar factores externos como el incremento de los precios internacionales de los alimentos y la devaluación, mostrando avances en la diversificación. El país debe continuar aprovechando las oportunidades que dejó la pandemia y que ahora se presentan con la reactivación de la economía mundial, haciéndolas sostenibles en el tiempo, lo cual se logra mejorando factores estructurales que permitan unir al sector a cadenas de valor agropecuario.