El pasado 22 de noviembre de 2016 el Rector General de la Universidad Santo Tomás, fray Juan Ubaldo LÓPEZ SALAMANCA, O. P., hizo entrega de un reconocimiento especial a Javier Díaz Molina, Presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (ANALDEX) por su valiosa colaboración durante los 10 años a la Facultad de Negocios Internacionales.

Durante la reunión estuvieron presentes el Magíster Rodrigo Castelazo Torres, Decano de la Facultad y la Magíster Luz Mery Muñoz, docente líder del Proyecto de Países Amigos, en donde acordaron seguir fortaleciendo los lazos de colaboración y la realización de eventos que permitan consolidar la presencia de la Universidad Santo Tomás en escenarios empresariales a nivel nacional e internacional generando proyectos conjuntos.

La relación económica, de comercio e inversiones entre Colombia y el país vecino podrá constituirse en motor de desarrollo para los ciudadanos.

La economía mundial pasa por un periodo de turbulencias que hacen incierta la evolución económica y social.

Se respiran vientos de proteccionismo en los países desarrollados, cierre de fronteras y nuevas trabas a la circulación de personas, servicios y dificultades en el cumplimiento de los Acuerdos para combatir el cambio climático.

En ese complejo entorno la integración económica de Latinoamérica tiene una nueva oportunidad para complementar sus economías y trabajar conjuntamente para promover el desarrollo, la sostenibilidad y el empleo.

En ese contexto, la relación económica, comercial y de inversiones entre Colombia y Venezuela podrá en el inmediato futuro constituirse nuevamente en un motor de desarrollo sostenible que contribuirá de manera palpable en bienestar para nuestros ciudadanos.

La actual situación de nuestros países se caracteriza por una debilidad estructural en sus cuentas externas (déficit de cuenta corriente, ralentización en las cuentas de capitales y financieras). En el caso de Colombia aunque aumenta el endeudamiento externo como porcentaje del PIB, se mantienen en niveles estables las reservas internacionales suficientes para financiar sus importaciones y el servicio de la deuda.

Para Venezuela, la situación de reservas internacionales es compleja e insuficiente para cubrir sus compromisos externos en el mediano plazo, y deberá apelar a los recursos corrientes por ingresos de exportaciones para su pago y, por supuesto, al fortalecimiento de sus sectores productivos, tanto para promover las exportaciones como para impulsar su producción con destino al mercado interno.

La situación descrita y la clara interdependencia de nuestros países en los sectores productivos de bienes y servicios, ameritan el desarrollo de estrategias conjuntas de crecimiento sostenible a partir de planteamientos de complementación productiva, industrial y de servicios e incorporación de progreso técnico que contribuyan a generar empleo calificado, crecimiento económico, diversificación en las exportaciones e importaciones y un intercambio entre las dos economías en condiciones de equilibrio y equidad en la integración.

Aunque los resultados de intercambio comercial entre nuestros países llegará a sus mínimos históricos en los últimos 10 años, producto de una contracción muy importante en las dos naciones, en materia de importaciones (50% en Venezuela), 30% en Colombia), este proceso de ajuste parece estar cercano a su final.

Aún es esa difícil situación de las cuentas externas, es importante destacar que la menor caída de las importaciones desde Venezuela es la de Colombia, muy inferior a países como la China, Ecuador, Brasil, Argentina, Perú e, inclusive los Estados Unidos de Norteamérica y las exportaciones de productos petroquímicos, gasolina o gas, así como siderúrgicas de Venezuela hacia Colombia han crecido o se mejorarán en el inmediato futuro (gas, gasolina, bienes intermedios) de manera legal y concertada.

Todo ello a pesar de que durante más de un año nuestras fronteras comunes terrestres estuvieron cerradas al comercio internacional y aún hoy se mantienen restringidas a solamente la noche.

Sin embargo los retos son sustantivos. Se ha producido un incremento en las prácticas que atentan contra un comercio transparente, en parte incentivado por el cierre parcial de las fronteras terrestres de productos colombianos hacia Venezuela y de Venezuela hacia Colombia. A pesar de los esfuerzos de las autoridades de los dos países es evidente que la ilegalidad, el contrabando, el lavado de activos y la corrupción ha ganado terreno en la evolución del comercio.

En ese contexto, las grandes tareas que necesariamente deberán ser abocadas en el 2017 podrían resumirse en lo siguiente:

1. Fortalecer la institucionalidad en nuestras relaciones comerciales aplicando
plenamente el Acuerdo de Alcance parcial vigente en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración.

2. Abrir sin ninguna restricción las fronteras terrestres para el transporte transfronterizo de mercancías y combatir cualquier clase de comercio ilegal.

3. Promover y desarrollar los mecanismos de compensación y de pagos recíprocos para favorecer el comercio y la inversión y esperar que el tipo de cambio bilateral se normalice con la aplicación en Venezuela de una política que dé señales claras a los importadores y exportadores venezolanos para normalizar los precios y evitar práctica especulativas.

4. Formular planteamientos estratégicos de complementación productiva y económica entre las dos naciones de orden general y, en lo particular, propuestas concretas de integración y complementación productiva entre grupos empresariales de los dos países en los diferentes sectores que en el pasado lograron una real complementariedad como: la agroindustria, petroquímica, textiles y confecciones, plástico, automotor, siderurgia y construcción y obras civiles, etc.

5. Promover inversiones conjuntas en las zonas fronterizas para lograr sostenibilidad en las fronteras comunes, contribuyendo a la generación de empleo, ingreso y competitividad.

Son tareas urgentes y necesarias que de realizarse podrán contribuir a la generación de desarrollo conjunto y equitativo para nuestras economías y a superar las difíciles condiciones que actualmente se presentan en la economía mundial.

Juan Diego Cano García, Director de Asuntos Legales de Analdex,  fue nombrado por la Secretaria de Transparencia  de la Presidencia de la República como representante de los Gremios Económicos en la Comisión Nacional para la Lucha contra la Corrupción.

La elección hace parte de la designación de los  comisionados ciudadanos de la comisión se constituyó de acuerdo con las ternas enviadas por cada sector, por un periodo fijo de cuatro (4) años y para ejercer sus funciones ad honórem.

El nombramiento se establece a través del decreto número 1887 del 23 de noviembre  del presente año, en cabeza del Departamento Administrativo de  la presidencia de la República.

Juan Diego Cano es  Abogado de la Universidad Libre Seccional Pereira y especialista en Derecho Aduanero de la Universidad Externado de Colombia.

En su vida profesional cuenta con una vasta experiencia en redacción, revisión y expedición de normas en temas tan fundamentales como: estatuto aduanero, mercancía diferente, zonas francas, sociedades de comercialización internacional y sistemas especiales de importación – exportación (Plan Vallejo).

Se desempeñó como Director Jurídico de la Zona Franca Internacional de Pereira y asesor legal en diferentes bufetes de comercio exterior en el país.

En su cargo como Director de Asuntos Legales  se ha  convertido en un asiduo escritor, artículos en la revista de la  Asociación Nacional de Comercio Exterior, Exponotas. Además cuenta con una gran experiencia como conferencista en los temas de su pertinencia.

Este nombramiento sin duda exalta no solo el nombre y la carrera del Doctor Cano, sino el de Analdex, demostrando que sus funcionarios están a la vanguardia en los temas trascendentales para país.

Un mercado objetivo con 453 millones de personas le haría agua a la boca a cualquier empresa del mundo. Aún más, si este grupo de personas representa un mercado con un producto interno bruto (PIB) de más de 4.000 billones de dólares.

Justamente esa es la población que reside en los países hispanohablantes y que comparten más que el idioma, los atraviesan los mismos códigos culturales.

Por eso Futuro en Español, el foro empresarial más importante de Hispanoamérica, que se realizará mañana y el miércoles en Medellín, tendrá como foco la integración del idioma como potenciador de desarrollo de negocios.

Hoy el mundo hispanohablante tiene solo dos países entre los 50 con mayor facilidad para los negocios según el Banco Mundial: México (47) y España (32).

De ahí para abajo, la lista muestra la heterogeneidad de un bloque con gran potencial y un desarrollo de mercado que aún no explota de manera eficaz su convergencia cultural.

Pero entre tanta diferencia, “Iberoamérica tiene todo el potencial para convertirse en un puente privilegiado entre América Latina y otros mercados emergentes con intereses crecientes en la región, como es el caso de Asia. Por un lado, el conocimiento de las empresas españolas sobre América Latina es un valor de interés para los inversores asiáticos”, aseguró Rolando Avendaño, investigador asociado para América de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).

Agregó que, al mismo tiempo, la elección de España, por parte de varias multinacionales latinas para que sea su base europea, puede aprovecharse para dar un salto a otros mercados emergentes (ver entrevista anexa).

Pensar en cadena

Así que para profundizar en la integración económica de los hispanohablantes hay que pensar en términos de cadenas de suministros. Atrás debe quedar la idea huérfana de las cadenas de valor: “un paso importante de la integración es aprovechar los recursos que tenemos para insertarlos en otros mercados”, aseguró a este diario el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz Molina.

Agregó que es necesario potenciar el uso de los códigos comunes que “tenemos los hispanohablantes para crecer económicamente”. Por tanto, cree primordial homogeneizar los acuerdos comerciales y acumular orígenes. Es decir, crear marcas latinas para que lleguen más fácilmente a otras zonas del mundo.

En ese sentido, España juega un papel clave, pues es la puerta de entrada para los latinoamericanos y acumula inversiones considerables que “irrigan prácticas europeas en nuestras economías”, acotó Díaz (ver nota adjunta).

Es así, como hay que pensar en modelos de conexión productiva, como ya lo hacen países asiáticos: “deberíamos empezar a producir acá, perfeccionar en otro país y que se exporte a otros continentes desde México, por ejemplo”, agregó Díaz.

Actuar en bloque

Para que modelos como estos funcionen, hay que trascender de los tratados de libre comercio (TLC) y apostar por iniciativas más ambiciosas.

Es el caso de la Alianza del Pacífico, que corresponde al 39 % del PIB de América Latina y el Caribe y concentra 52 % del comercio total de la región. Entre los países participantes, México, Perú, Colombia y Chile, concentran 225 millones de personas y ha ganado protagonismo durante los últimos años en la región.

A la par está el Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), una iniciativa sin precedentes, que nació sin impulso político y relaciona los mercados de valores de cuatro países de la región y ya suma 800.878 millones de dólares de capitalización bursátil.

Problemas de vieja data

Mientras se buscan opciones para maximizar la integración, el principal reto económico de los hispanohablantes, de puertas para adentro, incluyendo a España, gira en torno a la productividad.

“En América Latina y en España hay una necesidad importante por generar industrias sólidas, cuando esto se logra, hay un impacto positivo en la capacitación de las personas, en la calidad de vida y en las posibilidades de desarrollo”, explicó Thomas Goda, el coordinador del área de Economía Internacional del Departamento de Economía de la Universidad Eafit.

En ese caso, por ejemplo, Colombia completa 15 años sin avances en materia de productividad, incluso el Consejo Privado de Competitividad (CPC) estima que se necesitan tres colombianos para hacer el trabajo de un empleado en Estados Unidos. Pero el problema no es solo latino. Datos del OBS Business School de la Universitat de Barcelona estimó en agosto pasado, que 55 % del tiempo laboral en ese país es improductivo.

Con el avance de las obras civiles, las 4G y la ejecución de inversiones de los gobiernos territoriales en su último año, la economía tomaría fuerza.

bien los analistas coinciden en que el desempeño del PIB el próximo año será mejor que el de este, su incremento no sería tan bueno como para alcanzar la meta que se trazó el Ministerio de Hacienda.

Las expectativas de crecimiento de la economía para el 2017 son del 3,5%, según el Marco Fiscal de Mediano Plazo del Gobierno, pero el promedio de los analistas indica que sería del 2,6%.

Tras conocerse el resultado del tercer trimestre, las posibilidades de alcanzar la meta de este año se redujeron aún más.

El 1,2% que aumentó la economía en ese lapso hace que la meta del 2,5% establecida sea prácticamente inalcanzable. El aumento en lo corrido del año va en 1,9%, con lo cual el PIB del último trimestre debería ser de, por lo menos, el 4,3%.

Sin embargo, aunque la economía no crecerá lo previsto, se sigue manteniendo en terreno positivo y ya llegó a 16 trimestres consecutivos haciéndolo.

Adicional para la economía. Así se lo dijo el FMI al presidente Santos, siempre y cuando se apruebe la reforma tributaria.

El 2017 le entregará al Gobierno algunas ventajas que, si logra explotar, le permitirán registrar un crecimiento económico destacado, a pesar de que la coyuntura mundial siga adversa.

Leonardo Villar, director ejecutivo de Fedesarrollo, aseguró que el momento más difícil para la economía colombiana ya pasó y que en adelante se podrá esperar un desempeño superior de los principales indicadores que la miden.

“El déficit de la cuenta corriente ha venido mejorando, y lo ha hecho a un ritmo mayor al que estaba previsto. La inflación, que en julio rozó el 9%, hoy se acerca al 6,5%, aunque se debe esperar que la tendencia a la baja se consolide para que las expectativas de largo plazo, a uno y dos años, vuelva a estar en el rango meta que tiene definido el Banco de la República”, explicó Villar.

Así mismo, añadió que en 2017 se dará la ejecución de inversiones por parte de los gobiernos territoriales, los cuales entran en su último año, el cual habitualmente es el de mayor gasto.

Crecerían las edificaciones. Esa es la proyección para el 2017, según la presidenta de Camacol, Sandra Forero.

De acuerdo con Villar, otro de los aspectos que favorecería el crecimiento del año entrante es el desarrollo de los proyectos de Cuarta Generación que ya arrancaron, así como el comportamiento de las obras civiles, que han venido siendo generadoras de crecimiento.

Sobre el desempeño que tendrá la economía en el 2017, Munir Jalil, jefe de Citibank para la región Andina, sostuvo que se prevé un crecimiento en la economía colombiana del 2,6%, cifra que estará jalonada principalmente por la actividad edificadora, en donde según el experto se espera que el sector sea líder, y cierre con un crecimiento entre el 4% y 5%, seguido por los sectores manufactura y comercio, con 3%.

De otro lado, Daniel Escobar, jefe de Investigaciones Económicas de Global Securities, sostiene que no hay muchas razones para ser optimista, y que el comportamiento mostrado por la economía es bastante débil. Asegura que datos como la caída en la demanda de energía preocupan. Sostiene además que “la industria está creciendo solo por Reficar, lo demás está muy débil. El Gobierno esperaba un 7% y apenas va en un 2%”, dice. Ante el panorama actual estima que el PIB del próximo año estaría por el 2,5%.

Ese mismo pronóstico de crecimiento lo está manejando Alejandro Reyes, jefe de investigaciones de Ultraserfinco, quien sostiene que dicha proyección deberá ser revisada luego de que se conociera el desempeño de la economía en el tercer trimestre.
Gran parte de las expectativas del Ejecutivo están depositadas en el éxito de la implementación del proceso de paz, del cual ya se han hecho estudios en los que se indica que el PIB potencial podría incrementarse hasta en 1,9% adicional.

Espera el Gobierno en 2017. Esto está previsto en el Marco Fiscal de Mediano Plazo presentado este año.

Sandra Forero, presidenta Ejecutiva de Camacol (gremio de los constructores) coincide con los expertos en que ese sector será un dinamizador de la economía.

Manifestó que las proyecciones que han realizado le sugieren que las edificaciones tendrán un crecimiento del 4,4% en el 2017, con lo cual seguirán jugando un rol fundamental en el desempeño de la economía nacional.

No obstante, Forero añadió que el comportamiento que presente el sector durante el año que entra dependerá en gran medida de las decisiones que se adopten con la reforma tributaria que tramita el Gobierno en el Congreso. Así mismo, sería clave el adecuado funcionamiento de los programas de Gobierno dedicados a la actividad edificadora, como lo es Mi Casa Ya.

Sin duda, como lo dijo la Presidenta de Camacol, el resultado que salga del proyecto de reforma tributaria será crucial para el desempeño de la economía en los próximos años.
No solamente por lo que advirtieron las agencias calificadoras de riesgo en torno a la posibilidad de perder el grado de inversión si no se aprueba, sino por las declaraciones del presidente Juan Manuel Santos sobre un informe del Fondo Monetario Internacional en el que le manifestó que de ser aprobado el régimen fiscal impulsado por el Gobierno Nacional, la economía colombiana estaría garantizando un crecimiento adicional del 0,4% de por vida, con lo cual las cuentas se estarían ajustando.

El ministro de Hacienda se reunirá en la Comisión Tercera para hablar de primera mano sobre la Reforma Tributaria Estructural. El debate político tratará los cambios en los impuestos territoriales, el aumento de los tributos a las zonas francas y otros temas de gran importancia para el país.

Para el caso puntual de las Zonas Francas, la reforma plantea aumentar el impuesto de renta para las empresas ubicadas en las zonas francas del país del 15%, actual, al 22 %. Esta propuesta que representa un aumento del 46%  en dicho tributo es rechazada por la  Asociación Nacional de Empresarios (Andi).

Según Edgar Orlando Martínez, director de la Cámara de Zonas Francas, si se aprueba el alza en el impuesto de renta, Colombia quedaría en desventaja para atraer inversión extranjera frente a otros países de la región. “Si un inversionista compara varios  territorios y se encuentra que en Colombia hay un impuesto del 22 % y que, además, se gravan los  dividendos, eso nos  pondría en una gran desventaja competitiva”, explicó el líder gremial.

Por eso, el gremio presentará este miércoles ante el ministro Cárdenas, una nueva propuesta y es que el incremento en el impuesto de renta sea equivalente a la exención  de parafiscales que se les está ofreciendo a las compañías ubicadas en el régimen franco.  Es decir, queequivaldría a tener una tarifa de máximo 18% de renta.

Las 104 Zonas Francas declaradas a la fecha han tenido una inversión de $38,9 billones lo que equivale al 275%. Así mismo, existe un altísimo nivel de inversión, los cerca de $40 billones dan cuenta de esto, creció el 500% en los últimos 6 años, y ha generado el desarrollo de nuevas infraestructuras de servicios para la industria con más de 800 empresas, en 63 municipios en 19 departamentos del país y con esto, mayores controles aduaneros.

Es indudable que Colombia necesita una reforma tributaria, pero no cualquier reforma; debe ser una estructural, de la que tanto se ha venido hablando. Aunque no se puede negar que la necesidad de recursos, el poco tiempo y la preocupación de que nos bajen el grado de inversión que tenemos, presionan su trámite.

La tasa del impuesto de renta en Colombia, que bajará al 32%, aún sigue siendo alta cuando nos comparamos con la Unión Europea 21,3%, Asia 21,9%, América Latina 27,5%, OECD 24,1% y el promedio global 23,6%, lo que no lleva a evaluar si somos competitivos para atraer la inversión y en general para crear y desarrollar empresa, sin duda alguna hay que hacer un mayor esfuerzo y mandar un mensaje más claro, para estar siquiera cerca del promedio Latino, es decir, que este impuesto debería estar alrededor del 27 o 28% .

El mejor mecanismo para atraer inversión es sin duda alguna la estabilidad y seguridad jurídica, aunque el mejor ejemplo frente a estos dos postulados no es precisamente lo que se señala con las zonas francas cuando se propone cambiarle las reglas de juego y entre otras cosas, modificar su tarifa de impuesto a la renta y la base para el cálculo del IVA, cuando no se le permite descontar el valor del componente nacional en lo exportado.

Es importante recordar que es finalidad de las zonas francas: ser un instrumento para la creación de empleo y para la captación de nuevas inversiones; ser polo de desarrollo que promueva la competitividad en las regiones donde se establezca; desarrollar procesos industriales altamente productivos y competitivos, bajo los conceptos de seguridad, transparencia, tecnología, producción limpia y buenas prácticas empresariales; promover la generación de economías de escala; y, simplificar los procedimientos del comercio de bienes y servicios, para facilitar su venta.

Para lograr estos propósitos, se debe contar con la estabilidad de los beneficios del régimen franco; la claridad en las reglas de juego para los empresarios debe ser la garantía de que las condiciones no cambien y que se mantengan los mismos supuestos que originaron o motivaron el compromiso de inversión y empleo. Hoy por hoy, las zonas francas en nuestro país generan más de 70.000 empleos directos, 360.000 indirectos y más de 20.000 millones de dólares en inversiones.

Se argumenta que en una situación de angustia fiscal no se puede mantener un sacrificio como el que se le otorga al régimen franco. Sin embargo, diversos estudios muestran que por cada peso que el fisco deja de percibir se generan 3 por las actividades vinculadas con las zonas francas. Dejar que el instrumento madure y muestre su potencial para generar nuevas inversiones y nuevo empleo debería ser la consigna en los actuales momentos en los que debemos pasar de una economía basada en el sector minero energético a una basada en manufacturas, agroindustrial y servicios.

A continuación encontrará información como:

  1. Gestión Gremial
  2. Actualidad del Comercio Internacional   Nacionales
  • Decreto No. 1688 de 2016 del MinCIT, “Por el cual se modifica el Decreto 4388 de 2009”. Entrada en vigencia de la Profundización del Tratado de Libre Comercio con el Triángulo del Norte.
  • Proyecto de Resolución del MinCIT “Por la cual se expide el Manual de Funcionamiento del Administrador del Registro de Facturas Electrónicas – REFEL”.
  • Decreto No. 1687 de 2016 del MinCIT “Por el cual se retira del grupo de la soya del Sistema Andino de la Franja de Precios- SAFP la subpartida arancelaria 1202.42.00.00” – Maníes cacahuetes o cacahuetes sin tostar.
  • Circular No. 027 de la Dirección de Comercio Exterior – Por la cual se reglamentan los contingentes de exportación de azúcar y productos con azúcar dentro del acuerdo para la promoción comercial Colombia – Estados Unidos.
  • Decretos control calzado y confecciones.
  • Resolución 40947 de 2016 del Ministerio de Minas y Energía “Por la cual se derogan y suspenden temporalmente algunos requisitos del Anexo General de la Resolución 41012 del 18 de septiembre de 2015 “Reglamento Técnico de Etiquetado (Retiq)”.
  • Circular No. 28 de la Dirección de Comercio Exterior, “por la cual se adopta el reglamento técnico que establece los límites máximos de fósforo y la biodegradabilidad de los tensoactivos presentes en detergentes y jabones, y se dictan otras disposiciones”.
  • Informe Ronda XX del Acuerdo de Comercio de Servicios –TiSA.

Internacionales

  • Honduras solicita ingreso a Alianza del Pacífico.
  • Unión Europea libera mercado de azúcar.
  • Canadá y la Unión Europea suscriben el acuerdo económico y comercial global.
  • Centroamérica y Corea del Sur firmarán TLC en Nicaragua.
  • FDA publica Guía Final sobre Programa Voluntario para Importadores Calificados (VQIP)

Publicaciones

  • Borradores de Economía No. 966 de 2016. Colombia, por fuera las cadenas globales de valor: ¿causa o síntoma del bajo desempeño exportador?
  1. República del Paraguay
  • Economía
  • Exportaciones
  • Importaciones
  • Relaciones comerciales Colombia – Paraguay
  1. Avance de Comercio Exterior
  2. Exportaciones Totales de Colombia Enero – Septiembre 2016

En la mañana de hoy la Asociación Nacional de Comercio Exterior – ANALDEX desarrolló  el  simposio académico: Las verdades sobre el atún y el mercurio.

El evento académico realizado en el hotel Estelar Suites Jones, presidido por los doctores Nickolas Ralston PHD y Laura Raymond pHD, expertos en toxicología acuática, con énfasis en las interacciones entre el mercurio y el selenio en los peces, detalló cómo estas afectan la salud de los humanos.

El Dr. Ralston y la Dra Raymond, han identificado los mecanismos bioquímicos de la toxicidad de mercurio y han identificado un método confiable para evaluar los riesgos y beneficios de consumir pescado. El resultado de estas investigaciones ha sido publicado en importantes revistas científicas tales como Science, Toxicology y Ecological Health, así como en múltiples publicaciones de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos – EPA. Nuestros panelistas de hoy han publicado más de 100 artículos científicos sobre el tema que nos reúne hoy en día y su trabajo ha sido posteriormente citado en más de 1,100 artículos científicos lo que es un muy buen indicador de la calidad de sus investigaciones.

Durante los últimos días las redes sociales y los medios de comunicación a nivel nacional, han estado muy activos divulgando y analizando la información  por parte del INVIMA de unos lotes de atún enlatado con niveles de mercurio por encima de 1 mg/kg. Este atún, fue producido por las dos principales procesadoras y enlatadoras de atún en Colombia.

La presencia de mercurio en el atún, fue clasificada como una contaminación por parte del  INVIMA y esto terminó generando pánico en la población colombiana.  Después de un mes desde el primer reporte, los medios de comunicación siguen publicando una gran cantidad de información  incorrecta sobre el origen del mercurio en el atún y los efectos nocivos de consumo de peces con presencia de este elemento.

En Colombia,  al hablar de mercurio pensamos en la minería ilegal del oro que contamina nuestros ríos y cuando nos dicen que el atún colombiano está contaminado con mercurio, lo asociamos  con la minería.  Si bien en Colombia se utiliza una gran cantidad de mercurio para la extracción de oro, con unos efectos ambientales gravísimos,  la contaminación está localizada en ciertas zonas y cuerpos de agua y tiene poco o ningún efecto en los peces oceánicos como el atún.

El atún colombiano, al igual que el de casi todas las flotas atuneras del mundo, se captura en aguas internacionales, a más de 300 millas de la costa y lejos de la contaminación costera.

La presencia de mercurio en peces oceánicos como el atún es natural y no debe ser catalogada como contaminación. Existe muchísima evidencia científica que demuestra que los atunes han tenido niveles similares de mercurio desde hace más de cien años así que su origen poco o nada tiene que ver con la industrialización.  En los principales museos de Estados Unidos hay  muestras de atunes conservadas desde 1870 con niveles de mercurio muy parecidos a los que se están encontrando hoy en día. En la tarjeta de memoria que les estamos entregando el día de hoy, están incluidos algunos artículos científicos que demuestran esta estabilidad en el nivel de mercurio en los atunes.

Como el mercurio en los atunes es de origen natural, no debería ser catalogado como contaminación. El término contaminación, ha generado pánico en los colombianos lo que afectará seguramente  el consumo no solo de atún, sino de pescado en general que es muy bajo en Colombia. No hay cifras exactas de consumo de pescado en nuestro país pero las diferentes estadísticas hablan de un rango que va entre 6 y 8 kg per cápita/año.  En cuanto al consumo de atún, estamos hablando de unos 0,6 kg /persona / año lo que equivale a unas 3,7 latas por persona año.

Pero independientemente de que los atunes y otros peces de mar siempre hayan tenido presencia de mercurio y que el consumo de pescado en Colombia sea muy bajo,  es importante tener una discusión abierta nacional con la mejor información científica disponible sobre los beneficios y posibles riesgos de consumo de peces de mar (incluído el atún). Es importante mencionar que la industria atunera colombiana genera alrededor de 5.000 empleos directos en la Costa Atlántica y la mayoría de sus productos son destinados a la exportación. Es por eso que desde ANALDEX se organizó este foro académico denominado “Las Verdades sobre el atún y el Mercurio”.

AFILIESE A ANALDEX Y CONOZCA NUESTROS BENEFICIOS

últimas noticias


diciembre 5, 2016

El Rector General le otorgó reconocimiento especial al presidente de ANALDEX – Universidad Santo Tomás

El pasado 22 de noviembre de 2016 el Rector General de la Universidad Santo Tomás, fray Juan Ubaldo LÓPEZ SALAMANCA, O. P., hizo entrega de un reconocimiento especial a Javier Díaz Molina, Presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (ANALDEX) por su valiosa colaboración durante los 10 años a…

TWITTER @AnaldexColombia

Analdex Colombia

Retweeted U. Santo Tomás Col (@USTA_COLOMBIA): El Rector General le otorgó reconocimiento especial al presidente... fb.me/8jFn2DUX6

Analdex Colombia

Retweeted Javier Diaz Molina (@jdiaz71272815): Cuando la economía se desacelera es un error incrementar los... fb.me/WGtIjBko

Analdex Colombia

Retweeted Diego Rengifo (@DRengifog): Grandes retos y compromisos para el 2017, en @AnaldexColombia... fb.me/2FgTqU6rJ

YOUTUBE

GALERÍA DE IMÁGENES



ALIADOS ESTRATÉGICOS

Procolombia

Mincomercio

Bancoldex

Dian

Superintendencia Industria y Comercio

Sena

ica

invima

Policia Nacional