Pese a la situación económica que atraviesan hoy en día las empresas colombianas, golpeada recientemente por una reforma tributaria, las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país se muestran positivas con respecto a su futuro. Esto por cuenta de la economía digital, que ha incidido notablemente en el comportamiento de las importaciones y exportaciones de las pymes, no solo a escala local, sino también a escala regional y global.

Así lo evidenció la empresa de mensajería FedEX, a través de su estudio ‘Comercio mundial en la Economía Digital: Oportunidades para las pequeñas empresas’. En este reporte, la compañía observó que el 67% de las pymes colombianas creen que los ingresos de exportación intra-regionales aumentarán en los próximos 12 meses. Esto basados en observaciones que indican que un 38% ha experimentado un crecimiento sostenido, y sólo el 14% reportó una disminución significativa de las exportaciones intra e interregionales.

La economía digital es parte fundamental del optimismo de estas empresas, ya que -según este analisis- el 80% de las pymes en Colombia generan ingresos a través del comercio electrónico, lo cual representa alrededor de un cuarto de sus ingresos totales (23%). De las pymes encuestadas en Colombia, un 44% demostró un incremento en sus ingresos por comercio electrónico y un 60% creen que generarán mayores ventas por comercio electrónico en 2017.

El crecimiento en el comercio electrónico se atribuye a poder llegar de manera más fácil a los mercados de exportación (44%), y a tener un sistema de pago en línea seguro (38%). Pero, la mayoría de las pymes colombianas que confirmaron un aumento en los beneficios de comercio electrónico también indicaron que necesitan más apoyo para superar barreras tales como las políticas aduaneras en las exportaciones (40%), y las dificultades para manejar el rendimiento de sus productos (26%).

Eduardo Berrizbeitia, gerente general de FedEx Express Colombia, manifestó que “este estudio confirma la importancia del auge de la economía digital con el éxito continuo de las operaciones de las pymes en nuestro país y en toda la región. En FedEx Colombia, seguimos reforzando nuestro compromiso de proveer las mejores soluciones logísticas para satisfacer las necesidades de exportación de nuestros clientes. También gracias a este estudio obtenemos una visibilidad significativa del funcionamiento interno de las aspiraciones empresariales, y el crecimiento y desarrollo de las pymes“.

Sobre el mercado global del comercio electrónico, cabe anotar que la penetración del comercio móvil (m-commerce) y del comercio social (transacciones por medio de redes sociales) en las pymes de nuestro país es todavía relativamente bajo. El 71% de las pymes está generando ingresos a través de transacciones de m-commerce, y más de dos tercios se están beneficiando de transacciones hechas en las redes sociales; en comparación con las cifras de comercio electrónico a nivel global, cuya penetración alcanza un 83%.

Además, el 21% de los ingresos totales de las pymes colombianas proviene del m-commerce, mientras que las transacciones de redes sociales representan el 22% del total de ingresos. En Colombia, estos ingresos por redes sociales provienen principalmente de los sitios de redes sociales tradicionales (40%), aplicaciones de información empresarial (32%) y aplicaciones de mensajería instantánea (31%). Por lo anterior, el 67% de las pymes colombianas ya anticipan el crecimiento de las transacciones de m-commerce y de redes sociales durante el 2017, lo que permitirá que las pequeñas y medianas empresas locales se integren mejor a la economía digital en todo el mundo.

¿Qué oportunidades representa la economía digital para las pymes?

La economía digital representa un mundo de oportunidades, pero también una mayor competencia. Es importante tener en cuenta que el 36% de las pymes en Colombia mencionó que la creciente competencia internacional era un desafío apremiante (esto es un 1% más alto que el de la perspectiva global).

De esta manera, el estudio revela que para navegar en este nuevo escenario, las pymes deben buscar la adopción de nuevas tecnologías y una cadena de suministro eficiente. Las innovaciones adoptadas con más frecuencia, que probablemente llegarán a una audiencia de pymes más amplia en los próximos años, incluyen oficinas conectadas (28%), Internet de las Cosas (23%) y wearables de oficina (21%). Cuando se trata de la idea de apropiar tecnología de vehículos sin conductor, las pymes se muestran menos receptivas.

Como resultado de lo anterior, el 58% de las pymes locales creen que las nuevas innovaciones tecnológicas les ayudarán a exportar más en los próximos años, debido a que la inversión en nuevas tecnologías se considera la solución número uno para los retos empresariales de las pymes. Por otro lado, el 62% de estas empresas están de acuerdo en que la logística desempeña un papel importante en el negocio de exportación, y la mitad consideran que se han vuelto más dependientes de los proveedores de logística en los últimos años. Esta creciente dependencia se atribuye a las demandas de los clientes para entregas más rápidas (29%) y más baratas (32%). Tal es así que un 72% de estos negocios en Colombia indican que estarían dispuestos a pagar una tarifa premium por un servicio de entrega más rápido.

“Las pymes son un segmento crucial de la economía latinoamericana y presentan una gran oportunidad para el crecimiento interno. En FedEx, facilitamos a las PyMEs las herramientas necesarias para crear nuevas oportunidades de negocios, permitirles expandir sus negocios más allá de la región y hacer crecer la economía local de manera responsable, ingeniosa y con visión a futuro”, comentó Juan N. Cento, presidente regional de FedEx Express LAC.

Para concluir, el estudio también mostró que las pymes colombianas experimentaron un aumento en el valor promedio de las exportaciones intrarregionales (cerca de un millón de dólares en los últimos 12 meses). Y respecto al protagonismo de los países de la región en el mercado, Brasil es percibido por las pymes colombianas como la principal amenaza intraregional a las exportaciones, seguido de México y Argentina.

‘Comercio Mundial en la Economía Digital: Oportunidades para Pequeñas Empresas’ fue una investigación comisionada a Harris Interactive en nombre de FedEx, en septiembre de 2016. Harris Interactive llevó a cabo 9.000 entrevistas con ejecutivos seniors en pymes, de forma online y telefónica, provenientes de 17 mercados en cuatro regiones globales, entre agosto y septiembre de 2016.

Fuente: ENTER.CO

Las exportaciones colombianas han mostrado un dinamismo importante en los últimos meses y han recuperado en parte el terreno perdido por la crisis internacional.

Muestra de ello es que en diciembre de 2016 las ventas externas del país aumentaron 32,7% con relación al mismo mes de 2015, al pasar de US$2.543,0 millones a US $3.374,3 millones; este resultado se explicó por el crecimiento de 43,0% en las ventas externas del grupo de combustibles y productos de las industrias extractivas y de 50,6% en el grupo de agropecuarios.

En el último mes del año anterior, las exportaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas participaron con 49,0% del valor total de las exportaciones, productos agropecuarios, alimentos y bebidas con 24,8%, manufacturas con 19,6%, y “otros sectores” con 6,6%.

En diciembre de 2015 se exportaron 22,3 millones de barriles de petróleo crudo, frente a 16,9 millones de barriles en el mismo mes de 2016, lo que representó una disminución de 24,2%.

En ese mes, Estados Unidos fue el principal destino de las exportaciones colombianas, con una participación de 27,7% en el valor total exportado; le siguieron en su orden, Panamá, Turquía, Ecuador, Países Bajos, Perú y España.

Potencial exportador

El sector agroindustrial colombiano tiene amplias posibilidades de potencializar su acción y llegar a más mercados en el mundo, sostuvo el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores, Analdex, Javier Díaz Molina.

El dirigente gremial en diálogo con EL NUEVO SIGLO, habló sobre el desarrollo del sector exportador, sus perspectivas y las políticas que el Gobierno debe adoptar para que los empresarios dedicados a esta actividad tengan mejores resultados y se conviertan en los motores del desarrollo del país.

Dijo que si se hace bien la tarea los sectores de alimentos y agroindustria podrían ser protagonistas de las exportaciones colombianas y convertir a los empresarios nacionales en actores activos del comercio mundial.

Puso como ejemplo, el sector pequero, uno de los recursos más valiosos y variados con lo que cuenta el país, pero que carece de una política de fomento que invite a los inversionistas a colocar allí sus recursos para aumentar la producción. Es paradójico que Colombia con la riqueza ictiológica que tiene consuma pescado importado.

Hay que enviar señales claras y contar con seguridad jurídica para que los empresarios ingresen a este sector que es potencialmente atractivo para exportar y obviamente para el consumo interno.

En el campo alimenticio la situación es igual. El país tiene una amplia variedad de productos gracias a su clima y posición geográfica que lo hace un sitio atractivo para que parte de la producción se dedique el mercado externo.

Hay zonas como altillanura con importantes proyectos, que se encuentran paralizados por que no hay reglas claras para explotación de eta rica zona de la geografía nacional.

Dijo que Colombia ha sido fuerte en su sector de industria liviana, textil, confecciones, calzado, marroquinería”, a lo que hay que sumarle los esfuerzos que se realizan en las seis cadenas productivas que tiene el Gobierno, con lo que será posible poner más de 3.000 productos, solo en los países que hacen parte del Triángulo Norte, Guatemala, Honduras y El Salvador.

 

El presidente de Analdex cree que hay mercados para estos sectores que se quieren impulsar, “pero el tipo de producto tiene que ser adaptado a cada uno de los mercados a donde se quiere llegar”, lo que representa el mayor reto para los empresarios colombianos.

Ajuste

Al referirse a la actualidad de las exportaciones colombianas Díaz Molina dijo que “estamos en un proceso de ajuste, pues tenemos una tasa de cambio variable, las importaciones crecen menos que las exportaciones y una muestra de ello es la dinámica observada en noviembre y diciembre de 2016”.

Dijo que el sector espera que 2017 sea mejor para el sector que 2016. Hay buenas perspectivas en café, banano, flores y pesca, que han mostrado un comportamiento positivo según las cifras dadas a conocer por el DANE hace dos semanas. Es más, hay perspectivas que permiten en medio de la situación de proteccionismo que viven algunos países del mundo, se logre aumentar el flujo exportador de Colombia.

Se espera que otros sectores como la industria manufacturera tengan una recuperación no solo en su producción sino en sus ventas y pueda llegar a nuevos destinos internacionales.

Tasa de cambio

Uno de los factores que más afecta al sector exportador es el comportamiento de la tasa de cambio.

En la actualidad el nivel que tiene el dólar en el mercado colombiano es bueno, pero predecir qué puede pasar es muy difícil, sostuvo el Presidente de Analdex.

Hay muchas variables que tener en cuenta. Una de ellas es la decisión que pueda adoptar la Reserva Federal de Estados Unidos, FED, en su próxima reunión.

Si la FED decide aumentar sus tasas de interés habrá un alza en el dólar en el mercado nacional.

Ahora con el dólar en $2.900 hay un buen flujo de capitales de portafolio, pero su en Estados Unidos deciden subir los tipos de interés, no hay duda que subirá a más de $3.000 lo que es altamente positivo para los exportadores, además que da más competitividad internacional.

El TLC con Estados Unidos

Uno de los asuntos que más preocupa a los exportadores colombianos es la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y su anunciada y puesta práctica política proteccionista, iniciada con los anuncios de revisión de los tratados de libre comercios suscritos por ese país con el resto del planeta.

Ya el presidente Trump ordenó no continuar con el Acuerdo Transpacífico, TPP. En sus primeros actos de gobierno el jefe del gobierno norteamericano firmó un decreto para retirar a Estados Unidos del TPP, un acuerdo con once países de la cuenca del Pacífico promovido por su antecesor, Barack Obama. Trump también anunció que renegociará el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá. TLCAN.

El TLCAN, que une México, Estados Unidos y Canadá en una sola área comercial, se aprobó en 1994 durante la presidencia de Bill Clinton. Trump no se retirará del acuerdo, por ahora, sino que quiere renegociarlo.

Para Trump, lo primero es revisar el Tratado el México y Canadá y luego si comenzar a revisar los demás, entre los que se encuentra el suscrito con Colombia.

Según Díaz, la renegociación del TLCAN será mucho más estricta en las normas de origen, decir que los productos lleven mayores componentes fabricados en Estados Unidos.

Esta renegociación tomará tiempo, sostuvo el dirigente gremial.

Además con la norma que estudia el Congreso de Estados Unidos de establecer un Border Tax, o se aun impuesto fronterizo, lo que llevará a que los costos finales de los productos se traducirán no a los fabricantes sino a los consumidores de E.U., consideró el dirigente gremial.

Ese ‘Border Tax’, del 20% sería como un IVA a los productos extranjeros.

Por lo pronto, Colombia no está en el radar de Estados Unidos, empezando porque el acuerdo es favorable a ese país, señaló Díaz

Dijo que hay esperar cómo se dará la renegociación del TLCAN con México y Canadá. Así como ese acuerdo fue referente de Estados Unidos para la negociación de otros acuerdos, también lo será para otros países de la región.

Zonas Francas

Dijo que los anuncios realizados hace varios días por la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, sobre el régimen de zonas francas es muy importante porque dota a los empresarios de un instrumento que vincula a la producción nacional con los merca dos internacionales.

Sostuvo que hay que tener una armonización de las reglas de juego con el estatuto aduanero y llamó a los empresarios a aprovechar esta nueva ventaja.

Señaló que uno de los asuntos en los cuales se beneficiarán los empresarios es en el que tiene que ver con la especialización, es decir que los usuarios localizados puedan tener algunas oficinas fuera de las zonas francas y el de declaratoria que le da mayor transparencia al proceso.

Las reglas del juego están definidas y ahora hay que aprovechar el régimen franco para aumentar nuestro comercio, sostuvo el dirigente gremial.

Uno de los beneficios con que cuenta el nuevo régimen franco tiene que ver con la tarifa única del impuesto sobre la renta del 20%; que no se causan si pagan tributos aduaneros (IVA y arancel) en las mercancías que se introduzcan a la Zona Franca; la posibilidad de exportación desde Zona Franca a terceros países y al mercado nacional, entre otros.

Colombia tiene 108 zonas francas declaradas, de las cuales 40 son permanentes y 68 permanentes especiales. Entre todas generan 163 mil puestos de trabajo entre directos e indirectos y según el registro del Dane, entre enero y noviembre de 2016 generaron exportaciones por US$ $2.551 millones.

Para Díaz, los objetivos primordiales de las zonas francas son la creación de empleo, al captación de nuevas inversiones convertirse en polo de desarrollo que promueva la competitividad de la región donde se encuentre, desarrollar procesos industriales altamente productivos y competitivos bajo los conceptos de seguridad, transparencia, tecnología, producción limpia y buenas prácticas empresariales, promover la generación de economías de escala y simplificar los procedimientos de comercio de bienes y servicios.

Las zonas francas generan más de 70 mil empleos directos, 360 mil indirectos y más de US$20 mil millones en inversiones.

Colombia Repunta

La semana pasada fue lanzado el programa gubernamental Colombia Repunta, que busca optimizar el crecimiento de la economía nacional a través de una serie de planes y programas que buscan el aumento de la inversión y la productividad.

Para el Presidente de Analdex es un esfuerzo valioso, pues es dar continuidad a programas como el PIPE y el PIPE 2.0 que dieron impulso a la economía del país.

Díaz manifestó que se había solicitado al Gobierno dejar con cero arancel para maquinaria y materias primas no producidas en el país para la transformación industrial. Con los programas PIPE y PIPE 2.0 este beneficio fue temporal pero con Colombia Repunta es permanente y hay que darle el mejor aprovechamiento para incrementar la producción nacional con destino a los mercados externos.

Fuente: EL NUEVO SIGLO

Foto archivo El Nuevo Siglo

El valor de las compras antioqueñas en el extranjero cayó el año anterior un 14 %, al pasar de 7.690 millones de dólares en 2015 a 6.616 millones en 2016, según reveló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

La cifra se constituye en el monto más bajo de los últimos seis años, pues un registro menor data de 2010, cuando las compras externas sumaron 4.844 millones de dólares.

También llama la atención, que pese a la marcada contracción del valor de las importaciones (1,07 millones de dólares menos), en volumen, el descenso fue de 1,7 % (5,56 millones de toneladas en 2015 a 5,46 millones en 2016).

Solo en el último mes del año pasado, la merma en valor fue de 2,9 %, al pasar de 531,5 millones de dólares en diciembre de 2015 a 516,3 millones en diciembre pasado. Igualmente, el volumen comprado en el extranjero, durante diciembre, cayó 12,1 %.

La explicación

Rodrigo Patiño Correa, gerente en Antioquia de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), explicó que la dinámica departamental está justificada en el menor número de empresas importadoras.

“Lo que se ha visto es que hay menos compañías comprando afuera, y haciendo sustitución con productos locales”, precisó el dirigente, quien indicó que mientras entre enero y octubre de 2015 se contabilizaron 33.774 empresas colombianas importadoras, en igual periodo del año pasado la cifra fue de 27.732.

“Aún así, Antioquia se mantiene como el departamento que más importaciones hace y representó en 2016 el 14,7 % del total nacional”, añadió Patiño (ver Semáforo).

Según los datos de Analdex, el top 3 de importaciones paisas el año pasado estuvo encabezado por el ítem de aviones y demás aeronaves (265,2 millones de dólares), seguido de maíz duro amarillo (258,3 millones de dólares), y motocicletas (257,8 millones).

La situación de este tipo de comercio no es exclusiva de Antioquia. Un comportamiento similar se observó en el total nacional con una dismunición de 17 % y un déficit de la balanza comercial (diferencia entre compras y ventas al mundo) que cayó 25,7 %, hasta 11.804,4 millones de dólares (ver gráfico). Tal desempeño se explica fue por menores compras de maquinaria y automotores

C. elCOLOMBIANO

por FERNEY ARIAS JIMÉNEZ

El pasado miércoles 15 de febrero zarparon desde Shanghái seis nuevas grúas pórtico que adquirió la Organización Puerto de Cartagena. Según informó el puerto, el objetivo de estos equipos es que coadyuven en convertir a Cartagena en el principal centro de conexiones marítimas del Caribe y ubicarse entre los 30 puertos más importantes del mundo.

“De marca ZPMC, se trata de los equipos más eficientes y modernos de la industria portuaria y logística actual, cuya capacidad les permite atender buques Neopanamax de hasta 14 mil contenedores”, señaló el puerto en un comunicado.

Con una altura superior a la de un edificio de 27 pisos, cada una de las grúas pesa 1.460 toneladas y se desplaza sobre rieles hasta 45 metros por minuto. Funcionan con energía eléctrica, no producen emisiones contaminantes y tienen capacidad para levantar hasta 80 toneladas en un solo movimiento.

Cuatro de ellas operarán en la terminal marítima de Contecar, las dos restantes en la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena. Así, de acuerdo con el plan Maestro de Desarrollo de la Organización, tras ser instaladas en el muelle, las dos terminales marítimas conformarán una flota de 22 grúas pórtico y 51 grúas de patio.

Las grúas navegan en un buque especializado para carga pesada y extra dimensionada, vienen ensambladas y erguidas. En su recorrido cruzarán diversos mares durante casi dos meses, hasta arribar a la bahía de Cartagena en abril próximo.

CARACOL RADIO

Cartagena

Comportamiento de las exportaciones

Para el año 2016 las exportaciones de aguacate ascendieron a USD FOB 35,04 millones, equivalentes al 0,11% del total de las exportaciones de Colombia en 2016. Como se observa en las gráficas 1 y 2, las exportaciones de aguacate, tanto en valor FOB como en cantidad, han aumentado considerablemente con relación al año 2015.

En valor, las exportaciones pasaron de USD FOB 10,2 millones a USD FOB 35,04 millones, registrando una variación de 241%.

G_1 Por cantidad, las exportaciones registraron una variación de 228%, pasando de 5.543 toneladas netas en 2015 a 18.201 toneladas netas exportadas en 2016.G_2

Principales destinos de exportación

En 2016 las exportaciones de aguacate registraron una variación positiva respecto al valor y la cantidad enviada a los principales países de destino. El mayor comprador en 2016 fue Países Bajos, con USD FOB 14,5 millones, una variación de 136,6% y una participación de 41,6% respecto al total de aguacate exportado. Le siguen Reino Unido y España, que registran una variación de 290,1% y 663,8% y una  participación de 27,1% y 20,3% del total exportado, respectivamente. Adicionalmente, se destaca la entrada de Alemania, Bélgica y Perú a lista de principales destinos del aguacate colombiano. A su vez,  los envíos a Costa Rica e Italia registraron un gran crecimiento con respecto al valor observado en 2015.

T_1

Dirección de Asuntos Económicos

Febrero de 2017

Para Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, el aumento de los tipos por parte de la Reserva Federal es un hecho, la duda es la magnitud.

A pesar del nerviosismo que genera en Colombia, y en general en todos los países de la región, el aumento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, el premio Nobel de Economía en 2001, asegura que esto, lo cual con certeza ocurrirá, significa también una oportunidad para el comercio del país.

“Esto representa una gran oportunidad para países como Colombia. Estados Unidos al incrementar su tasa de interés va a provocar la devaluación de las monedas de países emergentes y eso a su vez, va a permitir estimular el mercado de exportaciones, claro está que eso podrá darse siempre y cuando Colombia no eleve sus tasas de interés”, explicó Stiglitz.
Y es que para el economista no existe duda de que la Reserva Federal incrementará sus tipos de interés, la inquietud de los mercados a lo largo de todo el mundo es, el momento en el que lo hará y la magnitud, por lo cual las economías deben estar preparadas para afrontarlo.

No obstante, el Ph.D en economía del MIT tiene preocupaciones más grandes que los tipos de la Fed. Para Stiglitz, la incertidumbre que genera la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, supone un gran interrogante para el comercio y la economía del mundo, al punto que augura una “guerra comercial mundial” si el mandatario estadounidense cumple a cabalidad con las promesas que hizo durante su campaña, las cuales no titubea en criticar.

“El presidente Trump describió la economía estadounidense como si fuera el caso más terrible, y habló de nuestras ciudades como si hubiera violencia masiva, y todo esto es mentira. Nuestra economía estaba mucho mejor a cuando ingresó Obama a la presidencia”, puntualizó el Nobel.

Y es por la politización del discurso que Stiglitz considera que Colombia tiene mejor semblante a los ojos de los inversionistas extranjeros que para sus propios ciudadanos, “seguramente al igual que con Trump, el mensaje se vuelve político, y no se revisan los datos con los encargados de hacerlo, en cambio, los extranjeros sí lo hacen porque ellos evalúan dónde invertir su dinero y ven en Colombia una opción viable y rentable para tener buenas utilidades”, indicó el académico. Y tuvo incluso comentarios sobre el rol que debe jugar la prensa en la economía “los medios deben limitarse a contar los hechos, para eliminar dicha politización, y si nos remitimos únicamente a los hechos, la economía colombiana va bien”, agregó.

No obstante, a pesar de considerar que se va por el camino indicado, Stiglitz advirtió que el momento de transición que vive el país no es el más favorable por la debilidad de la economía global, por lo que los dividendos de la paz solo se materializarán con fuertes medidas gubernamentales, una coordinación entre las autoridades monetarias y fiscales, reconocer que el daño de una inflación media es menor a los beneficios de tener una economía fuerte con la capacidad de responder a las nuevas oportunidades de paz.

En cuanto a las políticas industriales manifestó que para responder a los retos de la economía global actual estas deben estar dirigidas a la diversificación económica, creación de empleo y desarrollo económico (especialmente en las áreas donde se desarrolló el conflicto), responder al calentamiento global (anticipando los futuros precios al carbono), sustitución de importaciones y desarrollo de exportaciones, especialmente en áreas donde Colombia se puede mover a la parte más compleja de la cadena para avanzar en el potencial de ser una sociedad más moderna.

Estas políticas industriales, sostuvo, necesitan diversificar para evitar la ‘maldición’ de las materias primas, ya que la volatilidad en el precio de estas llevan también a una volatilidad en el crecimiento del Producto Interno Bruto. “Además, la economía global va a entrar en una era larga de bajos precios de las materias primas”, opinó el reconocido economista.

Sobre el impacto en la economía latinoamericana y puntualmente de Colombia, con respecto a la administración Trump, Stiglitz sostuvo que “este punto resalta uno de los defectos más grandes del Presidente de Estados Unidos, y es que aumenta la incertidumbre, yo esperaría que el país siga asistiendo económicamente a Colombia, y creo que muchos norteamericanos serían partidarios de seguir haciéndolo, pero la prudencia nos invitaría a pensar qué se debe hacer si dichos recursos dejaran de llegar, y el Gobierno debe planear cómo actuará si esa política de apoyo económico cambia”.

Y entre las medidas que sugirió ante un eventual fin del respaldo económico estadounidense a Colombia es la posibilidad de realizar nuevas alzas en los impuestos. “Quizá la posibilidad de tener impuestos temporales, porque hay que recordar que el fenómeno Trump, también será temporal”, concluyó.

Finalmente, sobre el devenir del comercio de los países de la región, Stiglitz aseguró que “Es el momento en el que los países de Latinoamérica deberían responder con un sentido más solidario entre sí mismos, deben reconocer que una de las grandes barreras para la unión regional ha sido la presencia de Estados Unidos. Durante años ha habido la discusión de un mercado libre para la región, pero la incidencia estadounidense ha dificultado la consolidación de dicho mercado”.

Finalmente concluyó que los efectos de la corrupción son nocivos para cualquier nación, pero en el caso de Colombia no es determinante para alejar inversionistas, porque básicamente en todos los países existe cierto nivel de corrupción, no obstante, indicó que se tiende a poner los ojos sobre la corrupción en el ámbito público y se deja de lado ese flagelo en el sector privado, donde muchas veces es más nocivo y habitual.

Tomado de Portafolio

Los ministros de Comercio y Relaciones exteriores de Colombia y Panamá se reunirán el próximo jueves en Cartagena para dialogar acerca del estado de la relación comercial bilateral y la resolución sobre aranceles de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Close-up of man's hand holding magnifying lens

La Presidencia colombiana indicó en un comunicado que uno de los objetivos del encuentro es tratar “las preocupaciones manifestadas por Panamá, en cuanto al cumplimiento de las resoluciones del panel en la OMC sobre los aranceles aplicados por Colombia a las importaciones de confecciones”.

La disputa entre los dos países comenzó en 2012, cuando Colombia empezó a aplicar aranceles del 10 % a los calzados y textiles, así como un cargo de 5 dólares por cada contenedor procedente de la panameña Zona Libre de Colón (ZLC), por lo que el país centroamericano acudió a la Organización Mundial de Comercio (OMC), que falló a su favor.

El Gobierno de Colombia suspendió en noviembre pasado el arancel mixto, pero aprobó dos decretos que endurecen los controles aduaneros y que dificultan de igual manera las importaciones de calzados y textiles procedentes de la ZLC, de acuerdo con las autoridades panameñas.

Por su parte, Panamá elevó en agosto pasado las tasas de importación de productos procedentes especialmente de Colombia, rechazó las nuevas medidas por considerarlas restrictivas y anunció que tomaría una decisión al respecto.

A causa de la disputa arancelaria, Panamá también mantiene suspendido el proceso de aprobación del tratado de libre comercio (TLC) firmado por los dos Gobiernos en 2013, después de cuatro años de negociaciones que iniciaron en 2009.

La reunión de Cartagena congregará a la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, y a su homóloga panameña y vicepresidenta del país, Isabel De Saint Malo. También acudirán la ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, María Claudia Lacouture, y su homólogo panameño, Augusto Arosemena.

La información de la Presidencia agrega que Colombia cumplió el fallo de la OMC el diciembre pasado y señala que en la actualidad el gravamen aplicado “se ubica por debajo de los máximos permitidos para el país en los acuerdos del organismo multilateral”.

Añadió el Gobierno colombiano que en la reunión bilateral entre estos países vecinos también se intercambiarán informaciones sobre las recientes medidas que reglamentan procedimientos de control aduanero para darle mayor transparencia a las importaciones que ingresan al país.

Asimismo, el encuentro colombo-panameño buscará avanzar en la creación de nuevas áreas de integración que favorezcan el desarrollo económico de ambos países, que comparten fuertes vínculos de comercio, inversión y turismo.

EFE

Fuente: http://www.cmi.com.co/nacional/cancilleres-de-colombia-y-panama-se-reuniran-para-discutir-relacion-comercial/412045/

Comportamiento de las exportaciones

Para 2016 las exportaciones de uchuva tuvieron un valor de USD FOB 23,6 millones lo cual representa una reducción de 5,4% respecto a los USD FOB 24,9 millones registrados en 2015. La tendencia a la baja se evidencia mucho más en el volumen exportado, en donde se pasó de exportar 6.016 toneladas netas en 2015 a exportar 5.197 toneladas netas en 2016, representando una reducción de 13,6% en la cantidad exportada. Este comportamiento pudo ser causado por el fenómeno del Niño,  el cual afectó al país entre finales de 2015 e inicios de 2016.

Gráficauchuva_1_2 Principales países de destino

Por países de destino, se observa que el principal importador en 2016 fue Países Bajos, con USD FOB 15,1 millones (equivalentes a 3,2 millones de Kg netos), una variación de 7,9% respecto al valor registrado en 2015 y una participación de 64,3% sobre el valor total de uchuva exportada en 2016. Se destaca el crecimiento de las exportaciones a Estados Unidos (176,4%), que alcanzaron un valor de  USD FOB 1,2 millones (equivalentes a 240 mil Kg netos) y una participación de 5,2%. Asimismo, se observó un mayor crecimiento de las exportaciones dirigidas a Francia (188%), España (330%) y Suiza (121,6%). Por otra parte, se observan variaciones negativas en las exportaciones de la fruta dirigidas a Alemania (-25,4%), que pasó de USD FOB 5,1 millones en 2015, a USD FOB 3,8 millones en 2016, y Bélgica (-71,8%) que pasó de USD FOB 3,6 millones a USD FOB 1,03 millones en 2016, pero a pesar de esto mantienen una participación de 16,2% y 4,4% sobre el total de fruta exportada, respectivamente.

Tablauchuva_1

Ver pdf

Dirección de Asuntos Económicos

Febrero de 2017

El comercio mundial está bajo amenaza por las políticas proteccionistas de Donald  Trump.  Y en ese marco, Colombia está a la espera de lo que pase. Sin embargo, Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, confía en un repunte de las exportaciones colombianas este año, tras el descenso del 13% en 2016, ya que esas ventas alcanzaron solo los US$31.831 millones. Esa cifra está muy lejos de los US$60.000 millones que hubo  en el 2012.

¿Es factible que el TLC de Colombia con Estados Unidos sea renegociado como pasará con México y Canadá?

Vamos a tener que esperar cómo se dará la renegociación del Nafta con México y Canadá. Así como ese acuerdo fue referente de Estados Unidos para la negociación de otros acuerdos, también lo será para otros países de la región. Creo que un elemento fundamental de la renegociación será el de las normas de origen, pues seguramente Estados Unidos buscará unas más exigentes. Es decir, que los países que quieran vender allá con cero arancel deberán comprar los insumos y materias primas americanas. En esa línea irá la renegociación del Nafta.

Trump  anunció un impuesto transfronterizo a los productos importados. ¿Qué tanto podrían frenarse las ventas a ese mercado si se implanta ese tributo?

En efecto, el Congreso estadounidense  estudia la posibilidad de crear un ‘Border Tax’, del 20% que sería como un IVA a los productos extranjeros.  Hay que mirar con énfasis qué significará eso para el comercio. Ese tributo debería ser neutro, pero, insisto, que debemos prestarle atención a lo que viene.

Pero por lo pronto, Colombia no está en el radar de Estados Unidos, empezando porque el acuerdo es favorable a ese país. Con China la situación es a otro precio porque es el gran financiador estadounidense y no lo pueden maltratar.

Entonces, ¿ve probable una eventual ‘guerra’  comercial entre China y los Estados Unidos?

No veo una guerra como tal. El gran financiador del déficit estadounidense es China, y por eso no creo que por ahora se desate una guerra comercial. Trump va a insistir en medidas, y seguramente habrá escaramuzas, pero no un choque, pues China  tiene un arma poderosa y es el poseer mucha inversión en bonos del Tesoro americano.

 ¿Es probable que con la estrategia proteccionista de Trump se dejen de firmar nuevos tratados comerciales en el mundo?

El mundo está hoy entrando en una onda más proteccionista, y sin duda no hay en esta coyuntura un ambiente para la firma de acuerdos comerciales. Pero tampoco está planteada la denuncia sobre el incumplimiento de los acuerdos existentes. El mundo está globalizado y  es una realidad que no se puede desconocer. Mi temor es que en esa tendencia proteccionista surjan una serie de  restricciones y si Estados Unidos le pone barreras a China, el riesgo es que ese país traiga a nuestros mercados producciones más baratas. Allí debemos implementar mecanismos de defensa para enfrentar la competencia desleal, pero sin cerrar las economías.

¿No es lo mismo que haría México —si Trump le restringe  el mercado— y nos invadan con todo tipo de productos?

Por eso es que debemos contar con mecanismos de defensa del mercado, los cuales deben ser expeditos. Es como tener listo el extintor en la casa por si se presenta un incendio. Se trata en este caso de mecanismos ‘antidumping’ o de derechos compensatorios para que sean activados rápidamente con sobrearanceles en determinado momento a  productos importados, y evitar que se vendan acá con precios excesivamente bajos, o por debajo de los costos de producción.

¿Qué tanto puede servir la Alianza del Pacífico para enfrentar las amenazas proteccionistas de Trump?

Es indudable que  estas coyunturas nos obliguen a actuar mancomunadamente. Estas dificultades también ofrecen oportunidades, y en el caso colombiano poder llegar a mercados como los del Asia, hacia donde se dirigen hoy México, Perú y Chile con gran éxito.

Precisamente ¿cómo pintan las perspectivas exportadoras este año para Colombia, ya que en el 2016 esas ventas siguieron en caída libre, al descender el 13%?

Espero que el año sea un poco más positivo. Es decir, que no sea algo súper extraordinario, y menos ahora que el mundo se está moviendo hacia el proteccionismo comercial.

La competencia afuera es ahora más dura, por lo que crecer las exportaciones de forma extraordinaria, insisto, no será fácil en los próximos meses.

Esperaría que el 2017 sea más positivo en materia exportadora, para que dejemos atrás esos signos negativos.

¿Cuál cree que podría ser ese repunte exportador?

No vamos a llegar a las cifras de exportaciones que registramos en el 2012, que superaron los  US$60.000 millones. Debido a la incertidumbre de los mercados no tengo todavía una cifra estimada de crecimiento de las ventas, pero sí espero que haya una recuperación.

Precisamente, desde noviembre del 2016 empezamos a observar un repunte, aunque ha habido un aumento de los precios de los ‘commodities’ (petróleo, café, oro y otras materias primas) en los mercados. De hecho, diciembre registró mejores cifras al presentarse un crecimiento de las ventas en 32,7%.

 ¿No le parece que Colombia podría mejorar sus ventas al ampliar su oferta exportadora, sobre todo con productos de mayor valor agregado?

Hay que impulsar eso, pero ante todo es necesario definir las reglas de juego y trabajar en todas las estrategias que hemos trazado.

Como por ejemplo, reducir el llamado ‘costo país’, y dentro de ese marco me preocupa el tema de corrupción (de Odebrecht) sobre como podría impactar el tema de infraestructura, y en especial proyectos viales que son claves como la Ruta del Sol que puede paralizarse como ocurrió con el Túnel de la Línea y frenar así el crecimiento económico, pues la esperanza era contar con una mayor dinámica en materia de obras civiles este año. Lo peor, es que nos podrían ver afuera como poco competitivos, pues exportar en Colombia no es barato.

Definitivamente, ¿el mercado venezolano se perdió?

Mientras Venezuela no cambie su modelo económico, es imposible pensar en un mercado dinámico exportador y de negocios.

Mientras eso no cambie, reitero, no hay posibilidades de recuperar esas exportaciones. Vendemos muy poco, pero con pagos anticipados. Ese mercado definitivamente se perdió, y por ahora no hay nada que hacer.

Tomado de El País

Alfredo García Sierra

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reveló cinco razones que perjudican las exportaciones de América Latina por cuenta del fortalecimiento del dólar frente a las diferentes monedas de la región.

De acuerdo con el BID, una de las principales razones que generan la devaluación de las monedas en América Latina sobre sus exportaciones es una mayor competitividad de las mismas, puesto que con el fortalecimiento del dólar disminuye el costo de los diferentes bienes y productos que demás países le compran a la región, lo cual estimula su compra.

Un segundo efecto es que la desvalorización de las monedas impacta el comercio exterior, ya que obliga a disminuir las importaciones de los demás países afectando así el crecimiento comercial de los mismos. A todo esto, debe sumarse la creciente inestabilidad del cambio en las monedas latinas, el cual perjudico las exportaciones totales generando un impacto negativo para la venta de manufacturas en la región.

Por otra parte El estudio del BID identificó que, entre 2003 y 2015 se promedió una depreciación de las monedas del 1% real y se generó un incremento de 0,9% sobre las exportaciones totales de América Latina. El organismo también señaló que la depreciación real de las monedas latinoamericanas es mucho más fuerte si se comparan con los tipos de cambio de países fuera de la región. Sin embargo, y debido en especial a la caída de la moneda de Brasil, dentro de América Latina se han presentado apreciaciones reales considerables de las tasas de cambio.

La advertencia viene del lado del riesgo adicional que representa la volatilidad de las tasas de cambio en medio de un contexto de incertidumbre macroeconómica global y la dificultad para diversificar las exportaciones pues el comercio dentro de América Latina está conformado principalmente por manufacturas, uno de los sectores más sensibles frente a las fluctuaciones del tipo de cambio de cada país.

Fuente: http://www.dinero.com/economia/articulo/el-efecto-del-dolar-fuerte-sobre-las-exportaciones/241781 

AFILIESE A ANALDEX Y CONOZCA NUESTROS BENEFICIOS

últimas noticias


febrero 21, 2017

Economía digital genera positivismo en las pymes colombianas

  Pese a la situación económica que atraviesan hoy en día las empresas colombianas, golpeada recientemente por una reforma tributaria, las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país se muestran positivas con respecto a su futuro. Esto por cuenta de la economía digital, que ha incidido notablemente en el comportamiento de…

TWITTER @AnaldexColombia

Analdex Colombia

¿Aún no se ha inscrito?Lo invitamos a participar del próximo Seminario:Reforma Tributaria. #Bogota... fb.me/1aHK7XvKs

Analdex Colombia

Acompáñenos el próximo 8 de marzo en el Seminario: Régimen Cambiario aplicable a las operaciones de... fb.me/1dfMzscig

Analdex Colombia

Conozca los Conferencistas del próximo Seminario: Reforma Tributaria y su impacto en el #comercioexterior. #Bogotatwitter.com/i/web/status/8…

YOUTUBE

GALERÍA DE IMÁGENES



ALIADOS ESTRATÉGICOS

Procolombia

Mincomercio

Bancoldex

Dian

Superintendencia Industria y Comercio

Sena

ica

invima

Policia Nacional