La Unión Europea presentará una queja a la Organización Mundial del Comercio contra Colombia por la imposición de aranceles a papas fritas de Bélgica, Países Bajos y Alemania

Fuente: Comisión Europea y Bloomberg

La Unión Europea (UE) anunció que iniciará un proceso de resolución de diferencias en la Organización Mundial del Comercio (OMC) contra Colombia en respuesta a los aranceles que el país impuso en noviembre de 2018 a las importaciones de papas fritas congeladas de Bélgica, los Países Bajos y Alemania.

La medida se produce después de que el gobierno colombiano aplicara gravámenes de hasta un 8% contra las exportaciones de papas fritas congeladas de la estos países miembros de la UE en noviembre con el argumento de que estaban vendiendo su producto por debajo del costo, una práctica conocida como dumping.

La Comisaria Europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, dijo el 14 de octubre que dichos aranceles eran “completamente injustificados y están perjudicando a las empresas europeas”. Las exportaciones de la UE de papas fritas congeladas a Colombia totalizaron $ 33.5 millones el año pasado, según el Centro de Comercio Internacional con sede en Ginebra.

La disputa en el mercado de las papas fritas cubre una cantidad relativamente pequeña del comercio actual entre la UE y Colombia. Sin embargo, este producto tiene una resonancia cultural importante en Bélgica, donde se encuentra la sede de la Comisión Europea.

La Comisaria señaló que los funcionarios de la UE se han comunicado con Colombia varias veces en los últimos dos años, pero “no han recibido una respuesta satisfactoria”. Mediante esta solicitud de la UE, se marca la primera fase del proceso de solución diferencias de la OMC.