Pymes exportadoras, la clave para el desarrollo

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La apuesta para fortalecer la cultura de exportación de las 108.223 pequeñas y medianas empresas (pymes) que hay en Colombia es una de las claves para alcanzar las metas de desarrollo fijadas por el Gobierno de Iván Duque a 2022, como el de aumentar las ventas no mineroenergéticas a 27.000 millones de dólares frente a los 23.000 millones de dólares actuales. (ver Para saber más). Este segmento es estratégico porque constituye el 6,8 % del tejido empresarial a nivel nacional.

Según sañaló Jaime Echeverry, vicepresidente de Planeación y Desarrollo de la Cámara de Comercio de Medellín, esta entidad identifica en Antioquia 18.289 pymes, de las cuales solo 533 vendieron productos y servicios a otros países el año pasado por 527 millones de dólares, un 11,8 % de los 4.442 millones de dólares que se reportaron de las ventas del departamento.

Esto quiere decir que hay 17.756 compañías que se enfocan en el mercado local y son el blanco de los programas estatales para aumentar las exportaciones y así generar crecimiento económico,

¿Qué las frena? Según la Gran Encuesta Pyme realizada por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), los elevados impuestos corresponden a uno de los principales problemas reportados por las empresas de menor tamaño de los sectores de industria (17 %), servicios (22 %) y comercio (16 %).

Adicionalmente, la falta de acceso a financiación para expandirse y de un acompañamiento técnico que genere una cultura empresarial para exportar, son barreras que ha identificado el Gobierno.

¿Cuál es el foco estatal?

En el radar del gabinete de Duque están cinco ejes temáticos: motivar más formalización, pues tres de cada cuatro negocios en Colombia no son formales; aumentar la productividad, ya que una pyme genera cinco veces menos valor agregado que una empresa grande; atraer inversión y nuevas fuentes de crecimiento y crear un entorno competitivo con fácil acceso a mercados.

“Alrededor de estos temas, teniendo como base la equidad, es que venimos trabajando en el fortalecimiento de un marco regulatorio que beneficie a las empresas de menor tamaño”, señaló Saúl Pineda, viceministro de Desarrollo Empresarial.

La política industrial de la que habla el funcionario, que tiene como base el Plan Nacional de Desarrollo (PND), está enfocada en conectar la oferta de ayudas existentes y la demanda de los empresarios. Adicionalmente, está sobre la mesa la reforma de la Ley mipymes, que existe desde el año 2000 y se actualizó en 2004, pero a la luz de los nuevos desafíos del sector es pertinente actualizar.

Incentivos como el de la Ventanilla Única Empresarial para facilitar la creación de empresas en una plataforma convergente, que actualmente solo existe en Bogotá, pero la meta es crear 57 alrededor del país; y en cuanto al entorno competitivo, eliminar o digitalizar trámites engorrosos son algunos de los logros actuales.

Desde septiembre de 2018 hasta abril de este año, 357 trámites se han simplificado, lo que se tradujo en 208 mejoras normativas. “Esto ha ahorrado 20.000 millones de pesos para los empresarios, pero queremos más. El trámite engorroso afecta enormemente la caja registradora de las empresas”, concluyó Pineda.

Fuente: El Colombiano

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin