Efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Durante la última década, el comercio internacional se ha caracterizado por estar en constantes cambios y transformaciones que sin duda han incentivado a la competencia entre países. Sin embargo, esta carrera por e liderato ha traído consigo tensiones que generan incertidumbre en la economía global.

El uso de los instrumentos de la política comercial por parte de las grandes potencias, han formado una tendencia de aislacionismo; motivada por la creencia de que las debilidades del mercado laboral y las progresivas brechas socioeconómicas son parte de la globalización y la competencia internacional. No obstante, estas falencias son una clara representación de las consecuencias provenientes de las disputas financieras, que a lo largo, han demostrado ser muy costosas y poco productivas para los países involucrados.

Estados Unidos

El año pasado, se publicó la Agenda de Política Comercial del Presidente Trump en el que se destaca cómo la administración está promoviendo el comercio libre, justo y recíproco y haciendo cumplir las leyes de comercio a través de cinco pilares estratégicos.

Fuente: Analdex, datos de Office of the United States Trade Representative.

Dentro del pilar de Multilateralismo, se declaró como objetivo de alta prioridad corregir el déficit comercial que su país mantiene con China. Claramente, las medidas proteccionistas fueron su estrategia, capaz de desatar una guerra comercial entre las grandes potencias del comercio y legitimando un sin número de interrogantes entre sus principales socios.

El principal efecto que esta disputa ha generado en la economía norteamericana está relacionado con el valor de las mercancías y las exportaciones, es decir, las respectivas compras están ajustando los precios internos, incrementando el valor en la fabricación de otros bienes y generando presión a los consumidores, esto a su vez, aumenta el nivel de incertidumbre y genera mayores riesgos de invertir en el extranjero.

China

Actualmente, China está empleando una estrategia que ha resultado beneficioso para su economía, pues se trata de la relocalización de sus empresas para evadir las barreras comerciales y seguir con su proceso de expansión.

Esto significa que por primera vez en la historia, el gobierno chino gastó más en IED de lo que recibió. Se ha convertido en el segundo mayor inversionista del mundo después de EE.UU, con una inversión de 185 billones de dólares (20,6% a nivel mundial), esto sin duda está dejando un mensaje claro, y es que China está abierta al mundo y es participe del crecimiento dinámico de la economía mundial.

A continuación, se identifican los principales destinos para la economía estadounidense y china, reflejando la estrecha relación que existe entre los dos países.


Latinoamérica

A lo largo de estos enfrentamientos comerciales se ha podido identificar que existen efectos negativos para las políticas monetarias y mercados de divisas, ya que estos están estrechamente relacionados entre sí y cualquier ajuste en una moneda puede propagarse rápidamente en otras. Esto además, genera preocupación por parte de los países latinoamericanos, debido a que un efecto en las divisas convertiría más difícil mantener su deuda con estos países y produciría cambios de perspectivas sobre su crecimiento económico.

Por otro lado, la capacidad que tienen EE.UU y China para sustituir de productos y proveedores es crucial, y de hecho, es donde se pueden evidenciar las consecuencias positivas para los países terceros, considerando que México sería el país más beneficiado del sector debido a la capacidad de exportación y el nivel de desarrollo que puede ofrecer en sus productos.

En conclusión, es posible afirmar que el avance de un enfrentamiento comercial trae consecuencias de largo alcance en factores macroeconómicos, directrices del comercio internacional, cadenas de valor y en las regulaciones sobre el comercio, que afecta implícitamente las inversiones, rentabilidad y productividad de distintas economías. Sin embargo, los actuales TLC que tienen los países de la zona con Estados Unidos, pueden representar una oportunidad significativa, ya que se facilitan las condiciones de acceso al mercado y se fortalecen las alianzas existentes con nuestro principal socio comercial.

Por ello, es importante que países latinoamericanos como el nuestro fortalezcan sus estrategias de internacionalización y aprovechen estas nuevas oportunidades de negocio.

Por: Stefany Vanegas, Dirección de Asuntos Económicos Analdex

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin