Beneficios tributarios y aduaneros son los mayores atractivos de las zonas francas en el país

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

En la calidad de usuarios tienen derecho a una tarifa especial de impuesto de renta de 20%, mientras que en el territorio nacional está en 33%.

Las zonas francas son áreas geográficas delimitadas dentro del territorio colombiano, en donde se desarrollan actividades industriales de bienes y de servicios, o actividades comerciales, bajo una normatividad especial en materia tributaria, aduanera y de comercio exterior.

Estos beneficios siempre son tema de debate en procesos electorales o cuando se habla de alguna reforma tributaria. Sin embargo, las cifras entregadas por diferentes entidades y opiniones de expertos en el tema, indican que el régimen franco es beneficioso para el país.

Las empresas al ser calificadas como usuarios de zona franca, adquieren el compromiso de realizar inversiones y de generar unos empleos directos de acuerdo con las exigencias del Gobierno. A cambio de esos compromisos, en su calidad de usuarios tienen derecho a una tarifa especial de impuesto de renta de 20%, mientras que en el territorio nacional está en 33%.

Edgar Orlando Martínez, director de la Cámara de Usuarios de Zonas Francas de la Andi, indicó que los usuarios “pueden comprar mercancías a empresas nacionales, exentas del Impuesto a las Ventas y también están exentas las ventas de mercancías que se compren o se vendan entre usuarios de las zonas franca”.

ProColombia señaló que el régimen franco cuenta con ventajas competitivas como las facilidades para importar y exportar con exención de IVA y aranceles. También se cuenta con exención de IVA para materias primas, insumos y bienes terminados adquiridos en el territorio aduanero nacional y tienen todo el potencial en el aprovechamiento de los 16 acuerdos comerciales con acceso a un mercado de más de 1.600 millones de consumidores.

“Las Zonas Francas en Colombia son polos de desarrollo, competitividad y atracción de inversión extranjera directa, además de promover la condición de plataforma exportadora del país y ser un vehículo para la generación de empleos”, señaló Flavia Santoro, presidente de ProColombia.

Los beneficios tributarios y aduaneros antes nombrados lograron que las exportaciones desde las zonas francas asciendan a US$28.346 millones entre 2005 y 2018. Además, entre 2008 y 2008 casi se triplicaron el número de zonas francas en el país, al pasar de 40 hace 10 años a 112 el año pasado. Algo parecido ocurrió con los usuarios calificados que en 2009 eran 611 (419 industriales y 192 comerciales). En 2018 esta cifra pasó a 963 usuarios (833 industriales y 130 comerciales. Por lo tanto, al haber más empresas en el régimen franco, también aumenta el empleo que llega a 171.359 (59.000 directos y 82.000 indirectos).

En 2009, esta cifra era de 81.645 empleos (28.954 empleos director, 51.576 indirectos y 1.115 vinculados) según los datos recientes.

Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, indicó que el régimen franco es importante para mejorar la competitividad del país en materia de comercio exterior y entrada de empresas e inversión al país.

“Deben convertirse en polo de desarrollo para algunas regiones y en un instrumento de articulación de la economía doméstica con la internacional. Son un mecanismo para conectarse con las cadenas globales de valor”, indicó Díaz Molina.

La Ley de Financiamiento

Según Lina Casas, directora de la unidad de Comercio Exterior de Araújo Ibarra, en los cambios hechos por la Ley de Financiamiento se corrigió la asimetría que se presentaba en la liquidación de la base gravable de las empresas existentes en zonas francas antes de 2012 y las aprobadas después de ese año. “Ahora todos los usuarios viejos o nuevos van a tener la misma base gravable del Impuesto de Valor Agregado (IVA)”, explicó Casas.

Entre los estímulos que ofrece la Ley de Financiamiento a las zonas francas, se destaca el hacer compatible los incentivos tributarios para las empresas de la economía naranja, impulsadas por el presidente Iván Duque, con el régimen franco.

Esto es la exención del impuesto de renta por siete años. Una empresa naranja que tengan ingresos brutos menores a $2.700 millones pueden ser usuarios de las zonas francas y a su vez tener la exención de renta. Además se aclara que los usuarios pueden solicitar devoluciones de IVA o cruzar los ivas pagados en sus operaciones.

Estados Unidos baja tarifa

Los mercados internacionales iniciaron el año con un nuevo panorama: la Reforma Tributaria de Donald Trump redujo los impuestos a las empresas de 35% a 21%, un incentivo suficiente para que las corporaciones norteamericanas se motiven a mantener sus inversiones en territorio estadounidense. Precisamente, el impuesto a las empresas en la ZF en Colombia es de 20%, parecido al nuevo de Estados Unidos.

Fuente: La República

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin