El panorama de las pymes rumbo a la internacionalización

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

A la hora de afrontar los desafíos de la internacionalización las pequeñas y medianas empresas se encuentran con grandes retos que deben sobrepasar para aprovechar las oportunidades de los acuerdos comerciales. Factores como el grado de educación de sus dirigentes, el idioma y el conocimiento del mercado son algunas de las limitaciones que hacen que solo el 10% de las pymes latinoamericanas se encuentren en la capacidad de exportar.

Dependiendo de los sectores en los que se mueven las pymes se generan mejores condiciones para la internacionalización puesto que este proceso es una decisión de la alta gerencia corporativa,
para Florence Pilot Directora de CERALE (Centre d’Etudes et de Recherche Amérique latine Europe), describe a las pymes en fase temprana de internacionalización con atributos comunes, como que dominan las modalidades básicas como exportación e importación, las alianzas estratégicas son pocas y la inversión extranjera directa es prácticamente nula.

Esta escasa diversificación con los mercados exteriores penaliza su inserción en las cadenas globales de valor y no favorece el escalamiento en las mismas. Al entrar a analizar las diferentes tendencias por sectores de la producción encontramos que los sectores vinculados con la ‘nueva economía’ y con actividades sustentables y aquellos sectores que son objeto de un renovado interés en Latinoamérica como el turismo muestran las empresas más jóvenes y una internacionalización más rápida.

En el otro extremo, las pymes de los sectores tradicionales (como la industria) son más antiguas y tardan más en salir a la conquista de los mercados extranjeros.

La totalidad del empresariado mexicano entrevistado habla inglés, lo que no sorprende considerando la proximidad geográfica y la fuerte imbricación de las economías mexicana y estadounidense. Sorprende que un tercio del empresariado costarricense y colombiano sólo hable español. Brasil (junto con Uruguay y Chile) ostenta un alto número de empresarios políglotas concentrados en lenguas neolatinas (español, francés e italiano).

Los factores que se encuentran en las empresas de la capital se pueden enmarcar dentro de cuatro escenarios estratégicos: proceso, producto, internacionalización y fortalezas financieras, en los
cuales se presentan diversas circunstancias positivas y negativas que enmarcan su comportamiento y participación en el mercado.

Para el primer escenario de procesos muchas de las pymes cuentan con una carencia en la formalización y documentación de la Planeación Estratégica, impidiendo la identificación de
factores fluctuantes que podrían alterar su visión y contraer la generación de estrategias a corto, mediano y largo plazo; sin embargo, cabe resaltar que dentro de los procesos de producción, los empresarios aplican de manera correcta su cadena de valor, tienen métodos de control de calidad y conocen las necesidad de sus clientes y potenciales competidores.

Frente a los escenarios de producto e internacionalización, inicialmente se evidencia un retraso en la aplicación de herramientas de mercadeo y merchandising, algunas pymes no tienen desarrollada una ficha técnica de sus productos, catálogos y herramientas publicitarias; para su empaque y etiquetado, muchas de estas empresas carecen de información en los procedimientos que dictan las normas técnicas, legales y tributarias nacionales e internacionales, incumpliendo con el  exigente mercado internacional. Muchas de estas falencias se ven reflejadas en los fracasos o malas experiencias en los primeros procesos de exportación, pues además de que no se cumple con las necesidades del consumidor extranjero no se cuenta tampoco con una investigación de mercados que identifique su potencialidad y riesgos.

Como principal fortaleza en estos dos escenarios, se resalta que la participación en ruedas de negocio, ferias nacionales e internacionales y misiones comerciales de la mayoría de pymes de la ciudad, donde se conoce a mayor profundidad el proceso de exportación y los componentes de distribución del producto en escenarios internacionales.

En cuanto a las fortalezas financieras, las pymes aplican correctamente los procedimientos derivados de rotación de cartera, rotación de inventarios, nivel de endeudamiento y departamentos sólidos donde a nivel financiero se logra una utilidad prospera al finalizar el periodo. La solvencia financiera es fuerte para su gran mayoría, especialmente para aquellas que llevan más de 10 años en el mercado.

Así las cosas, los retos que demanda el mercado para las pymes son grandes, la preparación y la apuesta hacia escenarios más competitivos otorgan deben estar acompasados con estrategias
que mejoren las debilidades estructurales de las pymes y su permanencia en los mercados.

Por: Álvaro Forero, director de Proyectos Especiales Analdex

Comparte esta noticia!!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin