Las exportaciones colombianas tardarán más de dos años en recuperarse: Presidente de Analdex – BOLSAMANÍA

Javier Díaz Molina habló con Bolsamanía y se mostró confiado en la recuperación de las ventas al exterior desde Colombia, aunque aseguró que el proceso tardará varios años.

El representante de los exportadores colombianos destacó avances y necesidades para impulsar al sector.

En entrevista exclusiva para bolsamania/colombia, Javier Díaz Molina, líder de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, aseguró que “el ‘hueco’ dejado por las ventas de petróleo al exterior será difícil de suplir en los siguientes años”.

El resultado de las ventas desde Colombia al exterior han tenido uno de sus periodos más amargos en los últimos meses. Después de acumular exportaciones por más de 60 mil millones de dólares en 2012, el país pasó a vender poco más de 30 mil millones el año anterior.

La fuerte caída en los precios del crudo y su impacto en las exportaciones tradicionales del país se sintieron con mayor fuerza durante el año anterior, cuando el país vio caer sus exportaciones en 34,9 % al pasar de USD $ 54.795 millones FOB, a tan sólo USD $ 35.690..

Con una caída del 50,7 % en las ventas al exterior de los productos derivados del petróleo en 2015, Colombia se ha visto enfrentada a un nuevo panorama en que las exportaciones no tradicionales deben ‘tomar la batuta’ y ayudar en el impulso de las ventas del país al exterior.

Según Javier Díaz Molina, el déficit dejado por el petróleo en las exportaciones “es muy grande y no se tapará en uno o dos años”. Aunque espera un mejor resultado en el segundo semestre del año, Díaz proyecta cifras negativas para el final de este año en las ventas al exterior y augura que una estabilización en este sentido llegaría después del 2018.

CRISIS PETROLERA: ¿OPORTUNIDAD PARA LAS EXPORTACIONES NO TRADICIONALES?

Para Javier Díaz Molina, aunque la caída en las exportaciones tradicionales puede ser una oportunidad para impulsar otros sectores y descubrir potenciales, “es necesario alinear las cosas para que la actividad vuelva a ser rentable”.

Argumentando excesiva tributación y una deficiencia en infraestructura que afecta la competitividad del país, el representante de los exportadores colombianos considera fundamental una Reforma Tributaria que amplíe la base gravable y agilice algunos procesos que, según él, generan una afectación directa en la labor de los exportadores.

El Presidente de Analdex hizo énfasis en la necesidad que tienen los exportadores de contar con mecanismos de devolución de impuestos mucho más ágiles, teniendo en cuenta que este proceso tarda más de diez meses en Colombia, mientras en países como Chile o Perú dura tan sólo entre cinco y diez días.

‘Cuellos de botella’ como estos necesitan mecanismos de solución que activen las ventas al exterior y faciliten la labor de los exportadores colombianos que ya sufren con el excesivo “costo país”, en el que se suman las deficiencias de infraestructura, la excesiva burocracia y demás factores que inciden directamente en la rentabilidad y competitividad de cara a los mercados globales.

En este orden de ideas, el Presidente de Analdex considera que los exportadores colombianos aún tienen muchas oportunidades por explotar en regiones como el Asia o África, y proyecta una recuperación en este sector que tardará varios años.

Díaz recomienda tomar el ejemplo de países como Brasil, Chile, México o Perú que han conquistado nuevos mercados al adaptar sus productos y se mostró de acuerdo con la necesidad de suscribir nuevos acuerdos que faciliten la entrada a regiones sin explorar.

Según datos del DANE, los destinos preferidos de las exportaciones Colombia en 2015 fueron Estados Unidos (27,6 %), la Unión Europea (16,8 %), Panamá (6,7 %), China (6,3 %) y Ecuador (4,0 %).

“COLOMBIA NO PUEDE APOSTAR A PRODUCIR DE TODO”

De cara a la reactivación de las exportaciones que se busca desde el Gobierno, el Líder de los exportadores colombianos ha resaltado que el país debe buscar un consenso y “decidir en qué sectores somos competitivos”.

En este sentido, Díaz fue más allá y criticó las acciones del Ministerio de Agricultura que busca incentivar la siembra en el país apostando a tener de todo, sin tener en cuenta la rentabilidad de muchos productos que no resultan competitivos a nivel internacional y con los que Colombia no marca diferencia en el mundo.

Javier Díaz Molina recordó las clásicas teorías económicas de David Ricardo y Adam Smith que abogaban por la especialización y aseguró que “el país debe tomar decisiones en materia de especializaciones: usted no puede pretender tomar leche y comer carne de la misma vaca”.

Como representante de los exportadores colombianos, Díaz reclamó por decisiones políticas que hagan más competitivo al país en este sentido y calculó que los recientes avances en materia de infraestructura y legislación ayudarán a la reactivación de las ventas al exterior.