Diferendo con Panamá, Analdex pide renegociar

Diferendo con Panamá, Analdex pide renegociar

Las relaciones comerciales entre Colombia y Panamá no andan por buen camino luego de que el gobierno del istmo decidiera ajustar los aranceles a varios de los productos que importa desde nuestro país.

Un decreto del Ejecutivo fijó en el 30 por ciento el derecho de importación a varios tipos de flores, las cuales principalmente se importan desde el vecino país, con el cual no firmó hasta el momento ningún convenio.

“Consideramos que esta medida protegerá y fortalecerá el comercio de reexportación de Panamá, área de desempeño de la Zona Libre de Colón. ZLC y estimulará el establecimiento de aranceles justos”, manifestó la Asociación Usuarios de la ZLC en un comunicado.

El Ministerio de Comercio e Industrias, MICI negó que el Decreto de Gabinete, aprobado el 16 de enero pasado sea una medida de ‘retorsión ni tampoco extensión, porque modifica y agrega productos que no estaban en el anterior decreto’.

No obstante, aunque no se mencionó a Colombia como objetivo de la medida, Usha Mayani, de la Asociación Usuarios de la ZLC, confirmó que la mayor parte de los artículos gravados con los aumentos conforman la lista de los que provienen de esa nación.

PREOCUPACIÓN

Empresarios colombianos se muestran preocupados ante la decisión de Panamá de aumentar aranceles a 31 productos importados desde Colombia.

De acuerdo con medios de Colombia, la decisión de Panamá es una respuesta a las medidas adoptadas por el vecino país para fortalecer el control de lavado de activos y el fraude aduanero.

El presidente de la Cámara de Comercio Colombo – Panameña, Eduardo Cristo indicó hay preocupación con la situación que afecta las relaciones comerciales entre los dos países.

Debido a que Colombia no ha eliminado sus cláusulas contra Panamá, ya Panamá tomó medidas más drásticas con el arancel de algunos productos procedentes de ese país.

“Se ve con preocupación esta situación entre ambos países, porque influye en las buenas relaciones comerciales y de inversión y los mismos empresarios colombianos se van a ver afectados porque de una u otra manera, esos rubros están apoyando al crecimiento del producto interno bruto PIB de Colombia”, dijo.

El conflicto comercial panameño-colombiano se originó en marzo de 2013 cuando Colombia estableció que sus importadores de textiles y calzados terminados deberían pagar, a partir de abril de ese año, un 10 por ciento sobre el valor de la mercancía y cinco dólares por kilo bruto, por prendas y accesorios de vestir.

Una denuncia de Panamá ante la Organización Mundial de Comercio, OMC, por lo que consideró medidas discriminatorias, generó un fallo favorable al Istmo, e incluso después de apelaciones de su contraparte, pero las autoridades colombianas no modificaron las restricciones, a criterio del MICI.

EXPORTADORES

A su turno el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior- Analdex, Javier Díaz Molina, dijo que la decisión panameña es retaliación por la posición colombiana de crear un umbral a las importaciones desde ese país.

¿Cómo ve usted la decisión adoptada por el Panamá de aumentar los aranceles a las exportaciones desde Colombia?

Es preocupante el decreto emitido por Panamá y esperamos que los Gobiernos de los dos países puedan sentarse y negociar algo que les convenga a las partes. Este no es un problema nuevo, pero con la decisión reciente se acentúan problemas del pasado.

Debido a que Colombia no ha eliminado sus cláusulas contra Panamá, ya Panamá tomó medidas más drásticas con el arancel de algunos productos

¿Hay un estimado de la afectación que la medida del gobierno panameño pueda tener sobre el comercio binacional?

El total de las exportaciones colombianas se pueden ver afectadas en el orden de un 2%, lo cual no es mucho. Pero al eliminar petróleo y minería, el peso de las ventas al exterior que se verán afectadas se incrementa hasta el 14%. La afectación no es muy grande en total de las exportaciones colombianas pero sí es importante si me mira a cada una de las empresas que ven afectadas por la determinación.

¿Qué sectores se ven afectados y desde cuando está vigente esa medida?

La medida comenzó a regir desde el primero de febrero con un ajuste en las tarifas del 15% al 30 % en promedio para cerca de 31 productos entre los que se encuentran el café, grasas, productos de construcción, flores, cemento carbón, algunos alimentos y elementos de aseo entre otros. El Gobierno panameño no discrimina países pero claramente uno encuentra que los productos que están allí listados a los cuales se les incrementa el arancel, son los colombianos.

¿Cuál puede ser una solución a estas diferencias que ya completan cinco años y han provocado decisiones de la OMC al respecto?

No hay duda que la negociación es mejor que la retaliación y hay que insistir a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo sobre la necesidad de volver a negociar para buscar soluciones a los problemas que afectan al comercio binacional.

¿Además de negociar qué pueden hacer las autoridades de comercio exterior del país para superar este problema?

Hay que buscar otras mecanismos para compensar esas pérdidas. Facilitar el acceso al crédito a los exportadores que se vean afectados con la medida restrictiva, ayudas, como ya las estamos teniendo por parte de ProColombia del Programa de Transformación Productiva- PTP, pero también queremos programas específicos de ayuda para la promoción y la diversificación de las exportaciones y de los mercados a los cuales llevar nuestros productos.

En noviembre, Colombia expidió dos decretos uno de ellos ajustó el arancel mixto a la importación de textiles y calzados que inició la disputa a los límites permitidos por la Organización Mundial de Comercio- OMC, y en el segundo, estableció las medidas aduaneras que generaron disconformidad con las autoridades panameñas.

Fuente: DIARIO DEL MAGDALENA